Administrar

CRITICO INDEPENDIENTE

jesusmc | 24 Septiembre, 2010 17:43

CRITICO INDEPENDIENTE

"El artista Jeffrey Swartz reúne esta y otras curiosidades en una exposición dedicada al primer timo del mundo real que se trasladó al mundo virtual". M. M.  Diario El País 23/11/2006  

    Hay palabras, gestos y personas que aparecen en la escena social , están un tiempo y luego desaparecen. Eso pasa con algunas expresiones como: visibilidad, protocolo de actuación, hacer un gestito imbécil con los dedos índice y medio para significar entre comillas, el Carmen cuéntanos de los presentadores de telediario, dabuten, vale, no es de recibo, pasarse tres telediarios, transversal , gestionar emociones, visibilizar  o decir políticas en lugar de política etc, etc ,pero la que más me irrita ,con diferencia, por la contradicción que conlleva es: Artista Independiente, Crítico Independiente, Comisario Independiente estas expresiones son habituales en el mundillo artístico y se abusa de ellas hasta la saciedad.

La facultad de Belles Arts ,antes de Sant Jordi, cuando hace ya unos años, no muchos, elevó su listón teórico al infinito y convirtió las aulas rancias en las que había  restos de óleo y carboncillo en pulcras mesas de formica, empezó a generar un ser hibrido, un Frankenstein de la cultura  que lo mismo era capaz de hacer una reproducción de Tintoretto que un video de textualidad expandida, lo mismo se desenvolvía en las complejas aguas de la antropología que daba una clase de historia del siglo XVIII. Y naturalmente podía ejercer la crítica allá donde le diera la gana y le dejaran. Así surgió la figura posmoderna del todo terreno que en aras de la supervivencia puede hacer una cosa con la misma eficacia que otra. Todos tenemos que vivir.

 

 

Los miembros de esa  digamos Inteligencia Artística Barcelonesa  han  ido ocupando de un modo muy eficaz instituciones , escuelas y medios. Todos tienen en común hacer gala de ser críticos, también comisarios y además artistas INDEPENDIENTES.

 

Yo creo que eso tiene que ver con la edad  y con una generación,sobre todo la generación nacida en los años sesenta  que por actitud  y talante se posicionó en el terreno que hasta entonces estaba dominado por los especialistas en materia teórica y crítica. Estos jóvenes que empiezan a tener una edad combinan sus cartas de una manera magistral, cuando les conviene son artistas, cuando les interesa son críticos, si se da la ocasión comisarios, profesores de historia del arte,conservador de museo  y nuevamente artistas. Eso si , siempre independientes. He llegado a la conclusión que el calificativo independiente quiere decir que hacen lo que les conviene en cada momento, que no tienen que rendir cuentas ante ningún colectivo profesional que los controle, que en definitiva hacen lo que les da la gana.

 

 

   Por otro lado: ¿si ellos son independientes, y hacen gala de ello, es que   habrá colegas que no lo son? Los que no lo son: ¿de quién dependen? ¿Quieren decir que la crítica universitaria, los diversos comisarios internacionales, los profesores de teoría o de historia del arte  no son independientes? O puede ser que se refieran a  que no se imaginan a María Corral haciendo una exposición de acuarelas o a Manuel J. Borja- Villel ejecutando una Performance Fluxus en el MNCARS.  Recuerdo la sorna respetuosa con la que los artistas de la época se referían al  teórico más brillante del arte conceptual catalán y auténtico impulsor de la crítica barcelonesa Alexandre Cirici Pellicer, cuando decían en voz baja que llevaba a cabo una discreta práctica artística, vamos que había cierto cachondeo con sus acuarelas. Lo mismo sucedía con J.E.Cirlot, Santos Torroella y tantos otros, a quienes , como máximo se les toleraba que escribieran poesía , pero no que pintaran, ahora eso ya no pasa con ellos, los de ahora: son independientes .

 

 

    La verdad es que debe ser que la envidia me corroe .Yo tengo una triste experiencia, he comprobado  que cuando la cabeza me funciona a tope, lo poco que pueda o sea capaz, y me veo envuelto entre papeles y libros, de inmediato, se me paraliza la mano, no puedo pintar, ni dibujar, como si fuera imposible llevar una doble actividad: una más teórica y otra más artística. Naturalmente  me refiero a una práctica con fuerte componente de oficio, no a un arte procesual y conceptista que entonces todo me va sobre ruedas. Supongo que debe ser una carencia, una limitación de mis dos hemisferios cerebrales o algo así, por eso me pregunto : ¿cómo harán estos que son capaces de actuar facticamente como los artistas, de pensar críticamente sobre su trabajo y el de los demás, como hacen los teóricos y encima comisariando exposiciones ,como los historiadores.

 

 

   Eso les debe llevar a confusas contradicciones pues:¿ como pueden ser juez y parte? ¿No les sucede nada cuando se escogen a sí mismos como artistas de una exposición de la que hacen de comisarios y además critican a los que ellos no han escogido?.!Que lio!

 

 

 

 

   Por lo que voy escribiendo en este Post DESDE MI TRINCHERA, creo que no debe extrañarnos estas  rarezas de hibridación pues no son más que el resultado de la confusión en la que vivimos: por un lado la afirmación del discurso crítico y por otro las dudas sobre su existencia.

 

HUMBERTO RIVAS:INEDITOS Y VINTAGE EN MICHEL SOSKINE INC.MADRID

jesusmc | 22 Septiembre, 2010 16:50

HUMBERTO RIVAS .INEDITOS Y VINTAGE EN MICHEL SOSKINE INC. MADRID.

  

 1                                                                                      2

Foto de Marcel.li Sàenz                                                       Foto de Humberto Rivas

                                                                                                                         Maria, 1979

                                                                                                                      

Esta buena foto de Marceli Sàenz fue publicada en El País el día 8 de Noviembre de 2009 era Domingo  y el lunes  la ciudad de Barcelona le iba a rendir homenaje entregándole  la Medalla de Oro al Mérito Artístico. Humberto Rivas había muerto. Yo estuve allí y fue un acto emotivo y pensé que parecía una última voluntad deliberada, parecía un silencio más del fotógrafo de los silencios. Misterio y silencio se suelen atribuir a la obra de Humberto Rivas y creo que eso más que una frase es una evidencia cuando vemos la  foto retrato que le hizo  Marceli Sàenz . Es una foto que explica: su rostro en primer plano y en color dialogando con el de su mujer en blanco y negro ,un retrato de 1979. En esta foto hay indicios que mueven a la palabra, que encienden la llama de una historia, sin embargo los retratos de Humberto callan.

 

Ahora en Madrid desde el 16 de Sept.al 30 de Octubre se pueden  ver parte de esos silencios en la exposición: Inéditos y Vintage en la Galería Michel Soskine Inc.

 

                      

 

PABLO VALBUENA:PARA-SITES EN LABORAL DE GIJON

jesusmc | 22 Septiembre, 2010 16:31

 

                             

Artículo publicado en el suplemento Cultura´s de LaVanguardia nº 431(22-09-2010)

PABLO VALBUENA 

PARA-SITES:  DEL ARTE  COMO FINGIMIENTO

  

La Laboral de Gijón continúa con la línea expositiva fundacional y sigue fiel a su propósito de incentivar todo tipo de investigación  en el terreno del arte, la ciencia y las tecnologías avanzadas. Laboral en el programa de este verano  ha incorporado la exposición:”Para- Sites” de Pablo Valbuena(1978) en colaboración con “Matadero. Madrid”.

  Las tres propuestas de Valbuena  son específicas para este centro expositivo y  se articulan  en torno a espacios concretos que vienen dados por la propia arquitectura del edificio, lugares que él ha escogido y sobre los que interviene utilizando  la luz como materia y elemento vertebrador , junto al uso del espacio , el tiempo y el movimiento. Pablo Valbuena determina el sitio de su intervención y crea unos “para-lugares” en los que la realidad es intervenida, resaltada, enfatizada a través de unas calculadísimas proyecciones lumínicas que no dejan detalle por resaltar, como una doble capa de luz las líneas luminosas resiguen el perímetro de una puerta, los detalles más pequeños y en algunos casos incluso las aristas de un enchufe eléctrico o el gozne de una ventana. Es ciertamente un dibujo hecho con líneas de luz que enfatizando los límites, duplican  los pliegues de  la realidad y diluyen la diferencia  entre espacio real y virtual.

       Una primera intervención nos muestra un espacio de columnas cilíndricas sobre las que la luz proyectada sobre ellas las hace aparecer y desaparecer, las fragiliza y en algún caso incluso las mueve o las esconde. La segunda se produce en una habitáculo blanco , una especie de enorme cámara estenopeica en la que un punto de luz va dibujando al fondo de la sala todos los limites que encuentra, el perfil va destacando todos los relieves y luego desaparece. En la tercera hay un plano virtual sobre la pared prolongándose o recogiéndose a medida que se desplaza el punto en la línea sobre el plano del suelo que indica el recorrido o punto de vista donde debe colocarse el espectador. En estas obras el sujeto es considerado como un valioso observador objetivo, como un cómplice que debe encontrar el punto de vista correcto desde donde mirar, potenciando, así, el fenómeno de la percepción expandida.

 

 

 

 

 

 

    Estas categorías arquitectónicas las utiliza a modo de ilusionismo visual que favorecen una nueva mirada sobre la realidad. El espacio se transforma de modo absoluto creando efectos propios del más exigente barroco como son el “trampantojo” y las superposiciones por capas pero  en lugar de utilizar efectos dorados, volutas y rechonchos angelotes emplea el blanco y el negro que unidos a una depurada estética minimalista crean el oxímoron posmoderno de un estilo minimalista y  barroco a la vez. Estas dos nociones estéticas de claro significado opuesto , tal  como sería decir :”un clamoroso silencio” ofrecen al espectador la posibilidad de un nuevo sentido fundado en la paradoja.

  Trampas al ojo.-

 

Un arte que quiere ser de desarrollo abstracto y geométrico  se resiste a ser interpretado de modo temático más allá de la propia evidencia de sus estructuras concretas de espacio, luz y tiempo. Pero cuando se utiliza la ilusión visiva para simular una realidad que no existe y  mediante el artificio se produce un engaño a la percepción, aparece la intención del artista y en consecuencia el espectador encuentra argumento e interpretación.

       Este artista-arquitecto construye sin ocupar el espacio. En ese proceso el espectador  puede llegar a creer ciertas las imágenes y  ver lo que no es, lo que allí no se encuentra y que no es más que una reproducción fantasmatica de la realidad. Esa es la culminación de un proceso iniciado por  la arquitectura posmoderna de Peter Eisenman cuando se propuso demostrar que la arquitectura no se encontraba “de facto” sino en su representación virtual es decir “de iure”, la arquitectura ya no necesita ejercitarse en la práctica sino como mera representación.

    Pablo Valbuena con su obra postminimalista y tecnológicamente  avanzada nos vuelve a recordar, como es obligado en toda buena propuesta contemporánea, unas certezas inolvidables. En este caso la intención de tomar como real lo que es pura imagen está cuestionando la realidad misma sobre la que se proyectan sus luces como en  una imaginaria pantalla en la que la realidad y la vida son el  espacio de la pura representación apariencial , proponiéndonos  en una época de incertidumbres donde se encuentran los límites entre lo verdadero y lo falso. Una reflexión sobre el arte como ilusión y fingimiento.

  

   

 

CARLES HAC MOR Y LOS CRITICOS. DOS LIBROS

jesusmc | 22 Septiembre, 2010 08:58

CARLES HAC MOR Y LOS CRITICOS  .DOS  LIBROS   ENDERROC I RECONSTRUCCIO. AROLA EDITOR  

 

    

 

 

  Carles Hac Mor es un poeta, con camisa roja, que se ha propuesto reclamar para el arte su condición de enigma irresoluble, su condición autárquica y su dignidad. C.H.M quiere reivindicar la insumisión y el caos como la única manera fiable de aproximarse al arte . Según él mismo escribe: su principal objetivo son los "criticarros interpretadores que después de liarse y liarnos con clasificaciones  y concomitancias sensatas, siempre mal demostradas, concluyen que tal obra o tal otra, dicen tal cosa o quieren decir tal otra" . 

 

Al leer esto, ninguno de nosotros queda redimido, todos nos sentimos aludidos ante tamaña acusación, ningún exégeta, ni el más honrado hermeneuta queda a salvo de su ira contra interpretadora. Para los iconoclastas del sentido, para los que solo creen en el arte, este libro de  Carles Hac Mor:  “Enderroc i Reconstrucció” es un auténtico manifiesto, un pozo de sabiduría insumisa. Una ocasión única para fortalecer la des-identidad positiva  y aniquilar el ego racionalizador en beneficio de un caos positivo. Los vapores contra-mercurianos de la contra-interpretación del No-Crítico  Carles Hac Mor alude al arte silencioso de los artistas y argumenta que sus obras no necesitan  muletas , que es lo que son en sí misma y que cualquiera que lo intente puede caer en el abismo del absurdo.  En este libro hay una apología muy bien armada del no-ser como condición de lo artístico. Paradójica y ejemplarmente, los artistas confían, cada vez más en C.H.M y le solicitan textos para sus catálogos y crónicas para los diarios,  a sabiendas de que, probablemente, no esclarecerá el enigma de sus obras; confían fielmente en alguien que es como ellos y que se aproxima  a sus obras con la delicadeza de un amante. 

No hay duda  que Enderroc i Construcció (Derribo y Construcción) es un libro imprescindible , un ensayo fundamental para situarse en el núcleo del arte contemporáneo como manifestación de lo inexplicable.

    

 

 LA REVOLUCIO COM A ORIGEN DE L´ESCRIPTURA DE CARLES HAC MOR I L´ESCRIPTURA DE CARLES HAC MOR COM A ORIGEN DE LA REVOLUCIO POR JORDI MARRUGAT.AROLA EDITOR.  

 

 

El 3 de Junio de este mismo año a las 7,30 me encontraba puntual y dispuesto a asistir a la presentación del libro de Jordi Marrugat “La revolució com a origen de l´escriptura de Carles Hac Mor i L´escriptura de Carles Hac Mor com a origen de la revolució.” Este maratoniano título predisponía al asistente a esperar cualquier cosa del acto y así fue. Presentado por Lluís Calvo y Xavier Garcia estaban previstas intervenciones de Vicenç Altaió, Laura Borràs, David Castillo, Antoni Clapés, Valentí Gómez i Olivé, Manuel Guerrero, Carles Hac Mor, Jordi Marrugat, Laia Noguera, Jordi Nopca, Ester Xargay y David Ymbernon.   Yo esperaba una performance tras otra, como se podía suponer siendo C.Hac Mor el homenajeado. En cierto modo algo “dejà vu”. Sin embargo el acto fue muy contenido y ese aspecto formal lo convirtió en altamente singular por dos razones. La primera era la ausencia del protagonista, del homenajeado,  su compañera, Ester Xargay, anunció que Carles Hac Mor estaba ingresado en el hospital, ya que el día anterior había tenido una crisis de salud. La noticia iba acompañada de una duda y es que conociendo su imprevisibilidad a lo mejor podía aparecer en cualquier momento. Pero no apareció. La segunda cuestión fue el cuerpo teórico de la larga presentación  que hizo desde una óptica universitaria rigurosa el presentador del acto que era Lluis Calvo. El apólogo como se espera de un profesor universitario leyó un discurso muy riguroso de gran altura conceptual que llevaba escrito, en defensa y alabanza del autor y del sujeto estudiado. Nada de improvisaciones. El texto obedecía a una convención académica absoluta, ni una frase desbarrante, ni un gesto exagerado y así, poco a poco, los férreos barrotes de la interpretación iban aprisionando el sentido de la obra de Carles Hac Mor; el  interprete no dejaban escapar ni un solo aspecto relevante que no se encontrara en la obra del autor añadiéndose así al riguroso estudio que el propio Jordi Marrugat hace en su libro . Alguien que se resiste a ser interpretado caía atravesado por las aceradas lanzas de la academia.     Al repaso historiográfico le acompañaban numerosas referencias y citaciones a sus textos. Aquello era un “paraninfo”. Como se sabe el paraninfo es en las universidades un espacio académico muy importante  en los que se suelen hacer proclamas al estudio con  exaltaciones  muy retóricas para que los estudiosos sigan tras la búsqueda del arca perdida del sentido. Y eso es lo que estaba sucediendo. Autor, Revolución y Escritura se encontraban prisioneros del intelecto, de la capacidad de pensar y racionalizar de un modo socrático. Si consideramos que un aspecto importantísimo de la actitud “Hacmoriana” , como ha quedado demostrado anteriormente, es el elogio total y constante del absurdo la cosa era aun más hiriente. Pero, justo ahí se encontraba la clave de la cuestión. Una vez más, sin quererlo Carles Hac Mor triunfaba en defensa de lo absurdo, por lo absurdo de la situación misma.  

 

 Pero a pesar de esa cruel paradoja que supone la caza del absurdo a través de la razón, la sangre no llegó al río .Si la pretensión del exégeta era cazar al autor en las redes de la ortodoxia academicista ,el único modo de atraparlo y  eso si que hubiera supuesto un grave agravió  que hubiera hecho que Carles regresara de inmediato de la nube del absurdo, de la insumisión y del caos, incluso acudir renqueando de su crisis de salud, para coger con firmeza las riendas de la razón, clavar los colmillos de la lógica positiva  e incluso la llamada a una auténtica revolución colectiva hubiera sido la cuestión de la lengua catalana, la lengua es el instrumento del logos, y el super tema de la identidad nacional. Esas son las dos asignaturas pendientes que Carles HenandeZ Mor tiene con las para-ninfas del absurdo.

  AROLA EDITOR.  

 

Por último quiero referirme al hecho de que ambos libros se hayan editado en el catálogo de Arola Editors. Estos dos monumentos teóricos contra la interpretación se han  publicado en esta editorial que no deja de progresar desde su fundación en 1998,   y  aunque tiene varias líneas de edición, se ha dedicado a publicar los textos herméticos más importantes de la tradición occidental como :“El mensaje reencontrado” de  Louis Cattiaux, Hermes Trismegisto, El Origen de la Alquimia, Un comentario sobre el Atalanta Fugiens, Hermes y la Tabula Esmeraldiana ,la   Belleza secreta o El Buscador de Orden  del propio fundador de la editorial Raimon Arola, estos son algunos de los temas que se pueden encontrar en el índice de esta editorial.    Las preguntas surgen en racimos: ¿Cómo estos alegatos  HacMorianos  contra-interpretadores  del arte se han publicado en una editorial fundada sobre los mismos cimientos de la capacidad por interpretar lo numinoso que tiene el ser humano? Todos los títulos de esta editorial son anuncios, casi exhortaciones a la búsqueda  del misterio ontológico que se encuentra detrás de todas las cosas, de toda existencia. Sin una buena capacidad exegética e interpretadora no se puede acceder a esos textos, se necesitan unas alforjas llenas de  buena fe, de confianza absoluta en la  la metodología hermenéutica que esta basada siempre en la confianza en el texto por no decir  amor. Sin fe, ni amor nunca aparece el significado simbólico.   Ante este hecho tan solo existen dos posibilidades : ¿Cabe ubicar los libros sobre el pensamiento de Carles Hac Mor, como un libro de revelaciones simbólicas, junto a los de Hermes Trismegisto,  Louis Cattiaux o a los del mismo Raimon Arola,  ?  ¿O no? .  

  Si la respuesta es sí, entonces dispongámonos, con las herramientas adecuadas a atravesar el cristal sin romperlo, dispongámonos a operar con los útiles de la interpretación y el sentido para actuar sobre el libro revelado, sobre los textos  de Carles Hac Mor como si fueran una Biblia, y entonces ,solo a través de la amorosa interpretación y la actitud adecuada, y la fe, podremos interpretar la contrainterpretación de sus textos  y accederemos a la esencia del sentido, al núcleo del ser y del no ser que su pensamiento esconde.   Si la respuesta es no, la controversia está servida porque el lobo habría entrado en el redil de los corderos, y entonces su alegato contra interpretador dejará mudos para siempre a los grandes autores herméticos, su sentido quedará definitivamente cerrado para todo el mundo. Solo escucharemos las palabras como sonidos que no comprenderemos pero que nos producirán profunda reverencia al oír su pronunciación en el aire. Y entonces se repetirá el argumento con el que iniciaba esta extraña reflexión: Carles Hac Mor es un poeta, con camisa roja ,que se ha propuesto reclamar para el arte su condición de enigma irresoluble, su condición autárquica y su dignidad. C.H.M quiere reivindicar la insumisión y el caos como la única manera fiable de aproximarse al arte.  

ROBERT LLIMOS :LOS EXTRATERRESTRES Y EL ARTE RELIGIOSO.

jesusmc | 21 Septiembre, 2010 09:33

    Robert Llimós expone en el Espai Volart de la Fundació Vilacasas hasta el mes de Diciembre sus obras recientes que son el testimonio visual de su contacto con seres extraterrestres.

    Sí, han leído bien: extraterrestres. Este tema se puede tratar de varias maneras: una, calificando de loco a Llimós, pasar página y no escribir ni una línea, otra creyendo lo que dice y la tercera aprovechar su exposición para reflexionar sobre el arte actual. Yo obviamente he escogido esta última.

 

 

     La exposición tiene como título “Fortaleza” que es un lugar de Brasil en el que a principios del año pasado entró en contacto con los seres de otros mundos, tal como explica él mismo y que de un modo literario escribe Eduardo Mendoza en el texto del catálogo. Por cierto, a nadie le extrañó que este escritor tratara el tema de los extraterrestres en “Sin noticias de Gurb”, como a nadie sorprende que se trate en el cine (Wells) o en los cómics como, por ejemplo:

” Los celestiales” que son una raza ficticia del universo de Marvel Comics. Pero la pintura es otra cosa, el prestigio intelectual amenaza a los artistas que consideran que entrar en este tema es una concesión comercial, frívola y barata. Nadie se ha atrevido a manifestar tal grado de alucinación alienígica a través del arte hasta que Llimós arriesgando su reputación a la “mofa” y a la “befa” lo ha hecho. Esta  audacia merece un primer reconocimiento.

 

Christian Schad (1894-1982)Retrato del Dr. Haustein, 1928
Óleo sobre lienzo. 80,5 x 55 cm  Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Y así, casi sin quererlo, esta exposición se convierte en  un manifiesto radical a favor de la tradición de la Pintura religiosa tal como se ha considerado en occidente desde el arte paleocristiano hasta las vanguardias del siglo XX.   

   El arte religioso obligaba al artista a ejercer su oficio con  exigencias y normas rotundas. La primera era el oficio. Aquí, Llimós reivindica  los procedimientos clásicos del oficio de pintor, y se puede ver en esta exposición :óleos sobre tela y sobre papel, aguafuertes con resina, linóleums, acuarela y lápiz, sobre diferentes soportes e incluso esculturas de resina y poliéster patinadas,todo  un repertorio de técnicas tradicionales que parecían en desuso y que estaban destinadas al desván del arte, una gama completa de casi todas las técnicas propias de su oficio.

    La segunda es que el arte religioso siempre  ha desconsiderado  la abstracción a favor de la representación figurativa y Llimós con su obra figurativa puede visibilizar y dar constancia de su contacto con los seres de otros mundos. Mendoza , en su texto,  alude al escaneo que los  extra terrestres  hicieron a Llimós para neutralizar cualquier aparato fotográfico que  pudiera verificar  su existencia. No sabían que Llimós era pintor y que no necesitaba cámara, tan solo memoria visual para representar su presencia en la tierra.

 

 

Obviamente que Robert Llimós vuelve a plantear con su obra un tema que catedráticos de estética y teólogos se han preguntado desde siempre, me refiero a la relación entre  misticismo y sacralidad y sobre la posibilidad de representar a través de imágenes la divinidad.

Este tema es especialmente interesante hoy en día en el que la desacralización occidental contrasta con el fundamentalismo religiosos cada vez más poderoso en medio-oriente y más allá. Eugenio Trias que es sin duda  el filósofo que mejor interpreta  pensamientos y tendencias contemporáneas y  también Victoria Cirlot y Amador Vega una pareja especialista en la mística medieval europea y en el arte contemporáneo están interesados por el papel de la estética y la  religión en la modernidad.Los tres brillantes profesores de la Universidad Pompeu Fabra pueden darnos algunos indicios sobre "la cosa".

Eugenio  Trias, con la eficacia de su pensamiento ilustrado  ha explicado, de un modo brillante siempre, todos los momentos fundamentales de la historia de las ideas, de la filosofía de tantas y tantas variantes del movimiento moderno del que él mismo se considera parte , de una modernidad crítica en la que hay que incluir tendencias tan diversas como el psicoanálisis o el marxismo. Trias se ha propuesto reconciliarse con su origen, con su primera y espontánea tendencia hacia la metafísica. Cuando leo un libro suyo siempre me llama la atención que en la solapa se recuerda que  su primer estudio conocido, sobre otro filósofo, fue una tesis sobre  Santo Tomás de Aquino. Eugenos (bien nacido) Trias ha derivado su curiosidad intelectual  hacia los pensamientos que se encuentran en el límite y uno de los que se encuentra en el limite del abismo es la búsqueda de lo sagrado, la verdad de la mística y la verdad del arte.

    Trias, como hombre que se mueve entre la razón y el enigma se encuentra entre tres fuegos de llamas bien distintas, en el primer fuego las llamas dibujan una lucha mental, interiorizada y conflictiva de alguien que quiere explicar razonadamente todo y que de repente,  se encuentra en la misma reflexión con dos miradas teológicas distintas.

   Por un lado, lo que he oído decir  a Victoria Cirlot , especialista en el sentimiento religiosos de la cultura medieval sobre este tema, es que ella está mas cerca de la visión Catafática que la que mantiene Amador Vega que es una posición Apofática.

     La Catafatica propone una visión teológica positiva que presupone la posibilidad de conocimiento de Dios . En lenguaje “ufológico” sería admitir la posibilidad de acceder al conocimiento de aquello de lo que no tenemos experiencia. Esa posición la debe compartir Robert Llimós con sus propuestas pictóricas por hacer cognoscible lo que nadie ha visto. Por otro lado la posición de Amador Vega que mantiene una posición apofática o de teología de la negación  supone  la imposibilidad, de llegar a la naturaleza incognoscible de Dios. Esta posición la mantienen, como no podría ser de otro modo, los escépticos en materia ufológica.

 

     El arte de Llimós es religioso porque la Iglesia siempre ha dado su confianza al arte como verificador testimonial de lo invisible a pesar de que nadie ha visto la frondosa barba blanca de Dios, ni las alas de los ángeles frente a aquellos que consideran que el mundo invisible tan solo puede representarse como una  atmósfera blanquecina o un gas azul y nebuloso. Por último creo que es una exposición de arte religioso porque en ella, igual que en la iconografía cristiana se hallan  la muerte y el sacrificio y quizá la esperanza de un reencuentro celeste, pero eso solo Robert Llimós con su dolor lo sabe.

 

                               

 

 

JOSE LUIS BREA: LA MUERTE DE UN CRITICO SIN FECHA NI LUGAR

jesusmc | 07 Septiembre, 2010 19:33

   

     Hoy día siete ,justo en el momento en el que una fuerte tormenta con rayos y truenos está cayendo en el Alt Empordá, miro el correo y recibo la noticia de que el dos de Septiembre del 2010, apenas hace cinco días, falleció el Crítico de Arte José Luís Brea.  La aportación teórica y crítica de   José Luis Brea está fuera de toda duda y ha sido y será ampliamente loada. Yo quiero destacar que lo conocí en Barcelona cuando empezaba su carrera crítica y parecía más un  músico post-punk invitado a la Eda de Oro de Paloma Chamorro que un filósofo. Yo lo invitaba, cada vez que había ocasión, a dar alguna que otra conferencia para la fundación a la que entonces asesoraba. Confiaba absolutamente en él. Sabía que vivía en Barcelona,  conocía la compleja trama conceptual que elaboraba constantemente, seguí su marcha a Cuenca , Madrid y su SalonKritik  pero nunca supe ni la fecha, ni el lugar de su nacimiento.  

    Su timidez había construido una muralla de palabras que era infranqueable en primera lectura pero que le permitía defenderse de los insidiosos. Creo que puedo decir que conozco la labor teórica de José Luís Brea y su empeño en construir lo que el llamaba “criticidad” contemporánea,   pero nunca he sabido ni la fecha , ni el lugar de su nacimiento, ni tampoco lo que protegía su fortificada muralla.

    
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS