Administrar

CLEMENTE BENITO EN LA GALERIA ALEGRIA

jesusmc | 20 Octubre, 2011 20:54

La Galería Alegría abrió en Diciembre del 2010, es una realidad de 12 metros cuadrados en la calle Consell de Cent, la calle de las galerías importantes de Barcelona  que ha impulsado Sebastian Rosselló con una filosofía e ingenio propias de un artista. Ocupa uno de los espacios interiores de una antigua fábrica de  muñecas de porcelana. Alrededor de la gran chimenea de ladrillo  hay un patio y un ficus gigantesco que nace de una pequeña maceta. En los estudios que hay allí conviven diferentes artistas y creadores dedicados a  actividades diversas. 

 

 

 

    Ese ficus me hizo pensar en el sentido de este proyecto galerístico , un pequeño territorio capaz de arraigar con fuerza, echar raíces y elevarse con fuerza hacia el exterior. La filosofía propuesta es :

dar cobertura y difundir el trabajo de artistas -emergentes y no tan emergentes-, que destacan por tener una actitud libre, generosa y desafiante….En la GALERIA ALEGRIA se pueda disfrutar de una programación muy particular y esperamos satisfacer al público que busca en el arte contemporáneo, un espacio para la reflexión sin tener que renunciar a una plasticidad sin complejos y por supuesto, al sentido del humor.

   

 La nómina de los artistas expuestos hasta hoy  va creciendo y en poco tiempo lo han hecho : Ruben Garzas, Sinead Spelman, Pablo Morata, Pablo Milicua , Ferran Blanco, Roger Casas, Juan Escudero, José Ramón Ais, Paloma Blanco, Stella Vine, Agustí Garcia, Carmen de Ayora y hoy ha inaugurado Clemente Benito.  (Fontellas, Navarra 1918)      

 

 

CLEMENTE BENITO :CUERPO Y MENTE. 

 

    Filósofos , teólogos y científicos se han empeñado en demostrar la relación que existe entre cuerpo y mente .  Creo que no se puede añadir nada más a todo lo que hasta ahora se ha estudiado, pero cuando ví las obras de Clemente Benito pensé que era necesaria una modesta contribución al tema.

 

   Clemente Benito tiene 93 años y desde que se levanta, a eso de las diez, hasta que se acuesta, a eso de las 11, no deja de recortar con esmero, sin que el pulso le tiemble, todo tipo de cuerpo de mujer. No escoge cuerpos deteriorados por el tiempo, ni malformados, escoge los más bellos. Rostros maquillados,nalgas, brazos, piernas inacabables, el límite del encuentro con el pubis que nunca enseña, o culos prominentes son el objetivo de su arte de cisoria. Sus tijeras trocean cuerpos sin parar, pero no para destruirlos sino para ensalzarlos. Son cuerpos que cuando se entremezclan ordenados reposan majestuosamente sobre la superficie del papel “kraft” marrón de 1 metro por 1 metro. Estos cuerpos van acompañados, aunque en menor medida de referencias a personajes de actualidad, sean políticos o personajes mediáticos. Pero, eso sí, siempre domina en el conjunto la belleza de unas pieles sensuales, frescas, lozanas y perfumadas.

     El resultado es un “collage” que bien podría haber hecho un quinceañero con dotes artísticas, extrema sensibilidad y destreza. La composición de colores y formas son extraordinarias, en ellas domina un gusto entre ingenuo y virtuoso.    Mientras veo como trabaja, pienso que él, aunque se cuida, es una clara manifestación del tiempo que pasa y pasará en todos nosotros. Nadie escapa al gran escultor. Él, es una evidencia de una dualidad inevitable y es que mientras el cuerpo va cayendo en las garras poderosas del tiempo que pasa, la mente se resiste ,no envejece, va por otro sendero y hace bueno el dicho de espíritu joven. Cualquier edad es propicia para que la mente se disocie de su lastre.  

 Keith Richards es uno de los más feroces músicos de los Rolling Stone. El tiempo y las drogas han dejado duras  huellas en todo su cuerpo, pero  cuando el “body” ya envejece y va directo hacia el ocaso, en su interior , en su mente sueña con ser bibliotecario.    El músico más oscuro del grupo, autor de muchas de sus canciones confiesa en su última biografía su amor por los libros. El cuerpo le pidió inhalar las cenizas de su padre mezcladas con cocaína, pero en su interior, su mente real es la de un ordenado, pulcro, sistemático bibliotecario inglés.     Keith Richard sueña al final de sus días realizar su pasión  e incluso se ha planteado recibir formación profesional para gestionar los libros que tiene en sus casas en Inglaterra y Estados Unidos. Es más, su dulce amor al libro le llevó, en mayo de 2006,  a sufrir un accidente mientras estaba en su biblioteca. Cuando intentaba llegar a los libros de las estanterías superiores, cayó y se dió un golpe en la cabeza, a los pocos  días al notar un dolor intenso, como consecuencia de la caída, le tuvieron que operar de la fractura de cráneo en Nueva Zelanda.   

 

    Y, es que cuando la mente se pone a la labor, como hace Clemente Benito, deja a mil kilómetros de distancia el despojo del cuerpo que ya no sirve más que para darnos la apariencia de que aun somos humanos y no asustar a la gente.  En él, aunque se mantiene con buen aspecto y peina con delicadeza su lacia cabellera blanca, dentro, en su interior, poseído por un ángel  o un demonio, la mente o eso que algunos  llaman espíritu, sigue campando a sus anchas.      Uno de los lastres del arte contemporáneo ha sido la aparición, con fuerza inusitada, de la expresión: artista joven que, a menudo, va acompañada de otra no menos hiriente, para uno que ya tiene una edad, que es la de joven crítico emergente. Lo que es indudable es que a menudo, el arte joven lo compra  un señor viejo y ahí nadie dice nada. Ahora, es el momento de la inversión térmica y acabar con ese tópico que marca  la dictadura epocal.

     Por eso celebro este proyecto de la galería “Alegría” que sin prejuicio alguno, anima a que los jóvenes acepten y admiren el arte de Clemente benito, de este artista sin edad que parece algo mayor por fuera y que es un “teenager”

por dentro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De la serie  CRONICAS MUNDANAS.

  

VICENÇ VIAPLANA .GALERIA CARLES TACHE

jesusmc | 12 Octubre, 2011 17:51

                                    

Artículo publicado en el suplemento Cultura´s de La Vanguardia nº 486 (12-10-2011) 

Pintura del todo


Vicenç Viaplana Tot el que tenim GALERÍA CARLES TACHÉ BARCELONA Consell de Cent, 290 Tel. 93-487-88-36 www. carlestache. com Hasta el 18 de noviembre  JESÚS MARTÍNEZ CLARÀ

   En la nueva exposición de Vicenç Viaplana he encontrado repetida tres veces la palabra TODO. Una en el título de un vídeo del 2009, otra en el rótulo de la exposición Todo lo que tenemos y la tercera, De donde viene todo,en el magnífico texto que Carles Hac Mor ha escrito para el libro-catálogo de la exposición. La rotundidad, la mención a lo absoluto se encuentra contenida en esta palabra redonda. TOT.

La totalidad es la manera laica de mencionar a Dios. Los teólogos cristianos habían llegado a la conclusión de que la divinidad es espacio puro. El espacio es vacío y en él habita el TODO.

Del cultivo delicado de esa paradoja nacen las mejores obras de Vicenç Viaplana. En el vídeo que he mencionado, se puede ver al artista contemplando el vacío, tal como en Caminante contemplando un mar de nubes (1818) de C. D. Friedrich.

Cartografía emocional,Atravesar el vacío y Excursión por la incertidumbre son títulos que Vicenç Viaplana ha puesto a tres de sus series pictóricas. Parece que con estos tres títulos nos indica que pueda existir un mapa del absoluto, una guía para atravesar el vacío y que ese es un paseo por la incertidumbre. Tal como insinúan estas obras podemos pasear por el absoluto, o si no nos atrevemos a hacerlo, como mínimo debemos contemplarlo.

En el vídeo colgado en la red de redes http:// vimeo. com/ 29216532 se puede ver como el artista ejecuta una de sus obras expuestas. Al inicio las manchas azarosas de pintura en el suelo aluden a lo no-formado. Al caos del inicio. Un mapa azul de la ciudad de Kioto junto alguna foto de juventud en la que queda plasmada la versatilidad de Viaplana, que siempre ha cultivado las performances, vídeos, acciones y pintura. La sonoridad intensa de una obertura indica el inicio de la creación del cuadro. El lugar es exterior y luminoso. Viaplana contempla serenamente la tela en blanco absoluto. De repente: la acción. El énfasis musical anuncia el inicio.

Varios giros en el espacio con la tela hacen que la pintura empiece a desparramarse aleatoriamente en varias direcciones. Distribuye la pintura con las manos, vuelve a manchar, vuelve a girar como un derviche con la tela sobre sí mismo. Los magmas lechosos la fecundan. A veces con rapidez, de repente lentamente, se detiene. El cuadro en vertical o en horizontal. Se insinúa el perímetro de un círculo astral y vuelve a mirar, admirado de lo que surge y desconoce. Mientras el sol produce destellos entre las hojas de un árbol cercano. Micro manchas intencionadas crean un mapa estelado. La luz no le parece suficiente y la tela regresa al interior del estudio, allí el artista ejerce su voluntad, interviene decidido con pinceles muy finos y gruesos, pinta líneas y círculos. Al final el artista reposa, se sienta en una silla Mies y contempla. De esa coreografía pictórica va surgiendo el orden. Así lo he visto. Loa al demiurgo.
 

 

                 

 

                  Excursio per la incertessa nº 2 2010 .200x180 Acrilic s Tela

XAVIER BARTUMEUS:PINTURA ORACULAR

jesusmc | 08 Octubre, 2011 17:03

 XAVIER BARTUMEUS: PINTURA ORACULAR.

 

   Xavier Bartumeus, Daniel Berdala, Antònia Cortijos, Ramón de Jesús y Toni Riera  son miembros de la resistencia. La Résistance  supuso  freno a la tendencia dominante del nazismo en Francia, pero la de ellos es una lucha constante contra la dominación imperativa de las corrientes de moda. Estos artistas quieren hacer prevalecer los valores de la pintura y los recursos pictóricos del arte como valor absoluto frente a otras tendencias icónicas basadas en la imagen socio-ecologista, de archivismo documental o de los excesos de  conceptualización.

 

      Dado que en Barcelona no hay un Saatchi protector de este tipo de tendencias figurativas se han tenido que organizar y tienen un lugar de encuentro, se llama La Mirada Expandida. Una galería situada en la picassiana calle d´Avinyo, 46.

   Estos días, uno de los principales “cabecillas” de esta banda de resistentes expone su obra,  se llama Xavier Bartumeus.

    En las fotografías que le ha hecho J.L.Pardina Berroy, observo que este artista se representa a sí mismo a través de múltiples máscaras, todas verdaderas, todas falsas. Pero, entre  las imágenes que he visto de Xavier Bartumeus, me llama la atención la de un autorretrato muy divulgado por él mismo para presentarse ante el mundo. 

                                                                    

 

                                             

 

    

                                                                        

 ¡Qué extraña imagen, la de un pintor, que se restriega los ojos y se resiste a la mirada!

     La negación aparece nuevamente en el autorretrato de un pintor indolente y melancólico, con un pincel apenas sostenido entre las manos. Parece que quiere pintar. La sensación de cansancio no es física. Hay un sutil aroma de incensario en combustión, de almizcle que nos recuerda el carácter sagrado de la pintura. Una sacralidad laica si es que eso puede ser, en la que el artista desnudo, tan solo conserva una pulsera en el brazo izquierdo. Su actitud es  sacrificial.

                                                  

 

    En estos cuadros “el otro “ aparece metamorfoseado, travestido, en la figura femenina o en la modelo. Los cuadros inacabados, la mirada sobre la modelo mientras apura un cigarrillo refuerzan esta sensación de sutil abandono .

              

 

  En el cuadro titulado “La Huella”, la persona representada muestra una serenidad lasciva. Estruja los tubos de pintura sin pasión. Mirando como se desparraman en lenta eyaculación. Hay una mano que no vemos. Oigo que alguien  cercano le pregunta:¿eres tú? Queda demostrada la andrógina sensación, las máscaras que nos ofrece el pintor de sí mismo.

                                        

 

 

 

   Otros cuadros de Xavier Bartumeus son alusivos a valores humanos en recesión o decadencia. La imagen del otro saca al pintor de su ensimismamiento. Ernesto Sábato, como otros muchos escritores, ha señalado el sentimiento de profunda soledad existencial del sujeto contemporáneo. Y escribe: «la cercanía con la presencia humana nos sacude, nos alienta, comprendemos que es el otro el que siempre nos salva»

   En ese encuentro con la vida surge el factor humano, y lo humano, demasiado humano, genera “buena conducta o  celos que son los títulos de dos de sus cuadros.

    Creo que Xavier Bartumeus, ahora si, abre los ojos y mira estas flaquezas humanas desde otro lugar, les agrega otra dimensión a través de su pintura. Pintando aspectos inmediatos de la vida, exorciza las cosas que le afectan profundamente y conoce por ende el destino de los seres vivientes, como se originaron, como son, y como terminaran. La persona oscila constantemente entre el bien y el mal .Quizá esta interviniendo en una situación, conjurando el destino de los otros, cuando pinta unos jóvenes sometidos al infierno de los celos que ,como es propio, afecta siempre a tres.

    

 

 

 

    Xavier Bartumeus hace de la pintura un arte adivinatorio, la adivinación, lo oracular se encuentra encarnado en los grandes artistas. De esta manera el creador se convierte en un benefactor, en un consejero. El artista perfilado de este modo revela lo que nos pasa y nos sucederá. También el artista oracular da consejos, reflexiona sobre la ira, los celos, el dolor.

     Xavier Bartumeus lo hace con facilidad como el que no hace nada, muchas veces divirtiendo y bajo la estrategia del bufón. El bufón es el único que podía besar a la reina sin que le cortaran la cabeza y lo hacía entre bromas y veras. A través de la picardía, la astucia inteligente y utilizando las herramientas de la pintura consigue acceder al territorio secreto. Esa tierra ignota donde habita el destino.

  Este pintor parece como si hubiera estado presente el día del reparto de los atributos y de los defectos del ser humano, sabe profundizar en ellos de modo extraño. Tiene un don oracular que ejerce a través de la pintura.

             

 

 

              

 

             

 

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS