Administrar

BREVE REFLEXIÓN SOBRE EL TIEMPO EN LA PINTURA.

jesusmc | 16 Febrero, 2014 21:16

                  

Breve reflexión sobre el tiempo en  la Pintura: Los alumnos de Arte   presentarán sus trabajos de fin de ciclo en el mes de Abril. En ese momento expondrán sus obras y desarrollarán los contenidos conceptuales ante un tribunal de profesores. Hasta aquí como cada año por estas fechas. Pero, el hecho es que en esta ocasión  se  están mostrando muy inquietos por el tiempo que cada uno de ellos tendrá para su exposición . El coordinador les ha comunicado que los días son 7,8 i 10, y que hay una media de 8 alumnos por día, 10 minutos de montaje i 20 minutos de presentación por alumno dado que no se puede  paralizar toda la semana de clases. 

Sin quererl, los alumnos han suscitado uno de los viejos problemas del arte: la relación de tiempo entre autor y público, entre hacer y ver. La contemplación estética no está sometida a temporalidad alguna, incluso algunos dicen que la belleza es la experiencia recordada en tranquilidad unos años después. Pero cuando queremos hacer del arte, no una experiencia transformativa sin límite de tiempo, en un trámite académico, aquí, vienen los problemas.

                        Foto de Laura Poblet.

 

Yo, hace tiempo que no quiero participar en tribunales, ni concursos, porque sé que la mirada de los especialistas que decidirán el futuro de un artista se lleva a cabo en apenas unos segundo de mirada superficial. Cuando los alumnos nos presentan los trabajos en la clase sucede lo mismo, correspondemos de modo breve al esfuerzo que no siempre se encuentra tras los trabajos que evaluamos. El otro día asistí, por casualidad a la presentación de un trabajo magnífico de M.M. Se trataba de unos 50 o más pequeños cuadros que la alumna de Grado, había hecho y que presentaba ante los profesores y alumnos en un cubículo que hay en medio de un pasillo de la Escuela.  La verdad es que fue un visto y no visto. Ya entonces empecé a pensar en la desproporción de tiempos. Mi amigo Isidre Manils trabaja meses en una de sus obras y luego el crítico más sensible le dedica y ya me parece mucho diez minutos para argumentar algún comentario inteligente. Josep Madaula espera la hora de luz adecuada del día para pintar y vuelve una y otra vez , yo con mi gesto caligráfico estoy unos segundos para que se manifieste una maravilla que casi nunca aparece. Un trazo último, definitivo.

Chillida decía , citando a Hokusai que su anhelo sería , al final  de su vida, tan solo hacer un minúsculo punto sobre el papel. Ya está. Un segundo y toda la vida contemplando. Por eso , los alumnos , sin desearlo, han tocado el nervio más sensible del cuerpo del arte y eso, siempre duele. 
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS