Administrar

CLEMENTE BENITO EN LA GALERIA ALEGRIA

jesusmc | 20 Octubre, 2011 20:54

La Galería Alegría abrió en Diciembre del 2010, es una realidad de 12 metros cuadrados en la calle Consell de Cent, la calle de las galerías importantes de Barcelona  que ha impulsado Sebastian Rosselló con una filosofía e ingenio propias de un artista. Ocupa uno de los espacios interiores de una antigua fábrica de  muñecas de porcelana. Alrededor de la gran chimenea de ladrillo  hay un patio y un ficus gigantesco que nace de una pequeña maceta. En los estudios que hay allí conviven diferentes artistas y creadores dedicados a  actividades diversas. 

 

 

 

    Ese ficus me hizo pensar en el sentido de este proyecto galerístico , un pequeño territorio capaz de arraigar con fuerza, echar raíces y elevarse con fuerza hacia el exterior. La filosofía propuesta es :

dar cobertura y difundir el trabajo de artistas -emergentes y no tan emergentes-, que destacan por tener una actitud libre, generosa y desafiante….En la GALERIA ALEGRIA se pueda disfrutar de una programación muy particular y esperamos satisfacer al público que busca en el arte contemporáneo, un espacio para la reflexión sin tener que renunciar a una plasticidad sin complejos y por supuesto, al sentido del humor.

   

 La nómina de los artistas expuestos hasta hoy  va creciendo y en poco tiempo lo han hecho : Ruben Garzas, Sinead Spelman, Pablo Morata, Pablo Milicua , Ferran Blanco, Roger Casas, Juan Escudero, José Ramón Ais, Paloma Blanco, Stella Vine, Agustí Garcia, Carmen de Ayora y hoy ha inaugurado Clemente Benito.  (Fontellas, Navarra 1918)      

 

 

CLEMENTE BENITO :CUERPO Y MENTE. 

 

    Filósofos , teólogos y científicos se han empeñado en demostrar la relación que existe entre cuerpo y mente .  Creo que no se puede añadir nada más a todo lo que hasta ahora se ha estudiado, pero cuando ví las obras de Clemente Benito pensé que era necesaria una modesta contribución al tema.

 

   Clemente Benito tiene 93 años y desde que se levanta, a eso de las diez, hasta que se acuesta, a eso de las 11, no deja de recortar con esmero, sin que el pulso le tiemble, todo tipo de cuerpo de mujer. No escoge cuerpos deteriorados por el tiempo, ni malformados, escoge los más bellos. Rostros maquillados,nalgas, brazos, piernas inacabables, el límite del encuentro con el pubis que nunca enseña, o culos prominentes son el objetivo de su arte de cisoria. Sus tijeras trocean cuerpos sin parar, pero no para destruirlos sino para ensalzarlos. Son cuerpos que cuando se entremezclan ordenados reposan majestuosamente sobre la superficie del papel “kraft” marrón de 1 metro por 1 metro. Estos cuerpos van acompañados, aunque en menor medida de referencias a personajes de actualidad, sean políticos o personajes mediáticos. Pero, eso sí, siempre domina en el conjunto la belleza de unas pieles sensuales, frescas, lozanas y perfumadas.

     El resultado es un “collage” que bien podría haber hecho un quinceañero con dotes artísticas, extrema sensibilidad y destreza. La composición de colores y formas son extraordinarias, en ellas domina un gusto entre ingenuo y virtuoso.    Mientras veo como trabaja, pienso que él, aunque se cuida, es una clara manifestación del tiempo que pasa y pasará en todos nosotros. Nadie escapa al gran escultor. Él, es una evidencia de una dualidad inevitable y es que mientras el cuerpo va cayendo en las garras poderosas del tiempo que pasa, la mente se resiste ,no envejece, va por otro sendero y hace bueno el dicho de espíritu joven. Cualquier edad es propicia para que la mente se disocie de su lastre.  

 Keith Richards es uno de los más feroces músicos de los Rolling Stone. El tiempo y las drogas han dejado duras  huellas en todo su cuerpo, pero  cuando el “body” ya envejece y va directo hacia el ocaso, en su interior , en su mente sueña con ser bibliotecario.    El músico más oscuro del grupo, autor de muchas de sus canciones confiesa en su última biografía su amor por los libros. El cuerpo le pidió inhalar las cenizas de su padre mezcladas con cocaína, pero en su interior, su mente real es la de un ordenado, pulcro, sistemático bibliotecario inglés.     Keith Richard sueña al final de sus días realizar su pasión  e incluso se ha planteado recibir formación profesional para gestionar los libros que tiene en sus casas en Inglaterra y Estados Unidos. Es más, su dulce amor al libro le llevó, en mayo de 2006,  a sufrir un accidente mientras estaba en su biblioteca. Cuando intentaba llegar a los libros de las estanterías superiores, cayó y se dió un golpe en la cabeza, a los pocos  días al notar un dolor intenso, como consecuencia de la caída, le tuvieron que operar de la fractura de cráneo en Nueva Zelanda.   

 

    Y, es que cuando la mente se pone a la labor, como hace Clemente Benito, deja a mil kilómetros de distancia el despojo del cuerpo que ya no sirve más que para darnos la apariencia de que aun somos humanos y no asustar a la gente.  En él, aunque se mantiene con buen aspecto y peina con delicadeza su lacia cabellera blanca, dentro, en su interior, poseído por un ángel  o un demonio, la mente o eso que algunos  llaman espíritu, sigue campando a sus anchas.      Uno de los lastres del arte contemporáneo ha sido la aparición, con fuerza inusitada, de la expresión: artista joven que, a menudo, va acompañada de otra no menos hiriente, para uno que ya tiene una edad, que es la de joven crítico emergente. Lo que es indudable es que a menudo, el arte joven lo compra  un señor viejo y ahí nadie dice nada. Ahora, es el momento de la inversión térmica y acabar con ese tópico que marca  la dictadura epocal.

     Por eso celebro este proyecto de la galería “Alegría” que sin prejuicio alguno, anima a que los jóvenes acepten y admiren el arte de Clemente benito, de este artista sin edad que parece algo mayor por fuera y que es un “teenager”

por dentro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De la serie  CRONICAS MUNDANAS.

  

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS