Administrar

CRITICA DE ARTE.

ADIÓS A LA CRITICA

jesusmc | 10 Enero, 2012 20:27

                 

ADIÓS A LA CRÍTICA. 

El fin

  

   Va a empezar un nuevo año, se acerca, se impone un fin de ciclo.  El cambio de rumbo es la consecuencia de una revisión con las herramientas de la  honestidad radical. Lo he escrito a voces, en letras públicas y en foros. Ahora me he dado cuenta que alguna decisión se encontraba escrita en mis últimos cinco artículos para la sección de crítica de arte de La Vanguardia, ellos contenían las claves . He obedecido a los mensajes, a veces crípticos, que encierra  mi propia escritura. Ellos han acabado hablando de lo que me acontece. Ahora ha llegado el momento de cumplir con lo escrito. Decir “adiós” a la crítica.

  ¿PARA QUE SIRVE EL ARTE?  

 

 

En este artículo enfaticé que todas las obras de A. Ribé, más allá del concepto y su poder formal, son un manifiesto, un programa útil que proclama al arte como método de conocimiento y transformación moral. Así lo he hecho.

  

Dije que veía en sus propuestas unos consejos que indican al espectador atento, todo lo necesario para una auténtica evolución de la conciencia. Así me ha sucedido.

 

     Para conseguir este logro, realiza diversas acciones y prodigios. En una primera proposición nos muestra la importancia de los sentidos que nos acercan a la realidad. Así lo practico.

 

      En segundo lugar nos propone un arte que acepta lo efímero y el vacío. Ahí quiero vivir.

 

     En tercer lugar la importancia de la atención extrema a los pequeños detalles ornamentales de la realidad recogidos con precisión absoluta. Así quiero mirar.

 

     La cuarta propuesta nos recuerda la necesaria adaptación a las circunstancias de cada momento para ser conscientes del momento en que vivimos e ir de modo natural hacia delante. De ahí mi renuncia.

 

   La quinta proposición es que en las idas y los regresos, en ese ir y venir  debe existir un punto de vista estable y objetivo que no rechace el hallazgo inesperado o  la acción súbita. Estas cinco condiciones transforman la actitud, la mente y el corazón. Para eso sirve el arte. Para eso me ha servido a mí.

  PINTURA DEL TODO.    

    En la exposición de Vicenç Viaplana encontré repetida tres veces la palabra TODO .      Cartografía emocional, atravesar el vació y excursión por la incertidumbre son títulos que Vicenç Viaplana ha puesto a tres de sus series pictóricas. Parece que con estos tres títulos nos indica que pueda existir un mapa del absoluto, una guía para atravesar el vacío y que ese es un paseo por la incertidumbre. Tal como insinúan estas obras podemos pasear por el absoluto, o si no nos atrevemos a hacerlo, como mínimo debemos contemplarlo. A eso me dispongo.  

   MENSAJES       

La obra de Downsbrough  exige una  descripción fenoménica de lo que se ve, tan solo nos permite preguntar: ¿qué es esto? a lo que la obra nos contesta : ¡Esto es esto! Pero entonces, ¿dónde colocar el sentido? ¿En que lugar se esconde la interpretación? ¿Porqué estas palabras?

    Los indicios principales son: un mapa en blanco y negro de una parte del mediterráneo, en el que unas líneas actúan a modo de indicador de lugar:   LLOC, una alusión temporal ARA, y la palabra TEMPS escrita al revés junto al inglés AS. (Como). En otra obra ABANS, escrita inversa y también HERE(Aquí).

Este es el momento.  

    El conjunto de las obras y esos mensajes crípticos parecen que quieran destacar el momento adecuado para un cambio, para una acción.     En este caso la radicalidad del contraste ENTRE el color blanco y el negro parece reclamar un posicionamiento, como son dos colores opuestos, obligan a que el espectador desplace y escoja pues las cosas son blancas o negras. Entonces, si el espectador se encuentra aludido o comprometido a escoger territorio, es que acaso ¿Se trata de una revolución? ¿De un encuentro? CON QUE, CON QUIEN.

     Un dibujo que parece fragmentado y las dos últimas palabras que le obligan a dejar de interpretar: AQUÍ, AHORA.    El lugar propicio para el cambio, para una acción definitiva. El espacio, el tiempo y el espacio para una nueva huida hacia delante.    La radicalidad de la oposición entre el blanco y el negro reclaman un posicionamiento final, me obligan a escoger, pues en algún momento es necesario aclarar que cosas son negras o blancas, me siento obligado a escoger territorio.¿se trata de una revolución? ¿de un encuentro?¿con qué? ¿con quién?

En una de las siete hojas cuadriculadas encuentro la respuesta a los interrogantes, un dibujo que parece fragmentado y las dos últimas palabras me obligan a dejar de interpretar: aquí y ahora.

   EL ENIGMA DE LA VISION.

           Luis Frangella con esta exposición pone de manifiesto dos aspectos que considero fundamentales: en primer lugar, el enigma de la percepción o el misterio de la mirada, y en segundo lugar una reflexión profunda sobre la vanidad y la apariencia.  La observación supone un acto de reciprocidad entre el comportamiento del sujeto y del objeto.     En Frangella conviven la investigación científico - óptica con las indicaciones de un filósofo o un poeta que se sabe en manos de la muerte.

     Todo este ceremonial óptico sobre la realidad y su apariencia no es más que para conducir al espectador a la dimensión más profunda del sentido de las cosas. Como indica el título de la obra, In the Blink of an Eye” (1986)en ese abrir y cerrar los ojos, tan rápido y efímero, el artista recupera el género de las “vanitas vanitatum” del siglo XVII en las que los pintores europeos recordaban la presencia de la muerte como un instante en la feria de las vanidades. Ese sentimiento de melancolía refuerza la reflexión sobre el paso del tiempo y la caducidad que afecta a todas las cosas. Abandono la vanidad intelectual.

  LA CABAÑA DEL DESAPEGO. 

 

     Quiero destacar las condiciones básicas del retiro cabañal a partir del ejemplo de dos arquitectos japoneses contemporáneos.  

 La primera condición es el reconocimiento de la naturaleza como paradigma y destino.

 La segunda condición, nos habla de lo mínimo necesario para existir tal como demuestra la cabaña del joven arquitecto Sou Fujimoto (1971) construida en las montañas de la prefectura de Kumamoto.  

   Ito y Fujimoto se plantean con sus pequeñas casas la búsqueda de la esencia, la raíz del acto constructivo. Unas cabañas que son el origen de la arquitectura y la vida, pero que a su vez son el lugar donde se puede realizar la liturgia de la transformación espiritual. 

    ¿Pero que tienen las páginas de este libro que no agotan su caudal inspiratorio? ¿qué sentido tiene, hoy en día, construir una casa tan pequeña? ¿Quién es el candidato adecuado para habitarla? Yo me postulo.

  

      La primera condición del candidato es el reconocimiento de que el dolor y el temor a la muerte existen y que ambos pueden cesar y que hay un camino para conseguirlo. El candidato es alguien capaz del retiro voluntario y el alejamiento social. Kamo se retiró, a pesar de su creciente fama como poeta imperial, para vivir de modo eremítico y escribir en 1212 esta pequeña joya de la literatura universal.

 

    Un elogio del retiro voluntario, pero no tanto para poder regenerar la conciencia, sino para llevar una vida hecha de soledad y abandono. El candidato es alguien capaz de comprender que todo tiene la impermanencia del vapor que se concentra y disipa. Es alguien que acepta la imprevisibilidad de la naturaleza que todo crea y destruye, es alguien que entiende la negación, el absurdo y el sinsentido de las  ausencias como factores positivos, es quien busca la independencia auténtica, el cobijo del silencio absoluto, es aquel que encuentra placer en lo mínimo y hace de todo, una experiencia fundamental del vacío que transforma su conciencia, pero más que nada es alguien que no se encuentra apegado ni a las cosas ni a la vida, ni siquiera a la tranquilidad, ni a la serenidad y sobre todo es aquel que viste el hábito de una humildad absoluta.

  

…desde donde el poeta reflexiona sobre la existencia y el modo de vivir de la gente: "Solo aquí en mi choza se está en paz y sin temor, tan pequeña como es, hay espacio para dormir de noche y sentarse de día: el espacio suficiente para un hombre" &"La realidad sólo depende de tu corazón, si no está en paz un palacio te parecerá insuficiente.

  

   La recompensa del candidato es la superación del dolor mediante la práctica correcta, el encuentro con la naturaleza y saber vivir adecuadamente con lo mínimo necesario en un espacio de apenas nueve metros cuadrados. Una vez más, la cultura japonesa, a través de su arquitectura moderna ha conseguido reunir lo más antiguo con lo más moderno y mantener viva la estela filosófica de este monje-poeta que los japoneses tienen como ejemplo de comportamiento, como la actitud necesaria para aceptar los designios de las catástrofes y para la correcta comprensión de la auténtica naturaleza del ser humano.

A eso me dispongo.

                      

comentarios

  1. impresión

    Querido Jesús, estoy impresionado ante la lucidez y concisión de tu mensaje, hecho de concatenaciones lógicas que parecen llevadas por la razón pero donde sobre todo siento imperiosa la guía de la intuición. Lo único que no me queda claro es que empiezas despidiéndote de la crítica como práctica pero acabas anunciando un retiro eremítico, que es radicalmente otra cosa...

    víctor obiols | 11/01/2012, 09:47
  2. Eremos

    Hola Victor: agradezco tu amable atención.Si, estoy dispuesto a seguir vagando por el "Eremos".Un lugar vacio y yermo, el desierto de la conciencia,donde no habita nada. Y donde en el fondo, siempre he vivido.

    jmartizen | 11/01/2012, 10:42
  3. jo no sé

    Bon dia jesús, crec que és molt important per la vida tot això que manifestes, la vida cop un fet sense mascares ni maquillatge, nomes la vida que ja és prou.
    Felicitats!
    Només em queda un dubte, em pregunto, si no és en aquesta claredat on rau el camí per la verdadera crítica, si és que hi han veritats en aquest món

    enric Maurí | 11/01/2012, 11:28
  4. Re: ADIÓS A LA CRITICA

    ¿pero no se puede dejar la crítica, como tampoco se puede dejar "la nariz" o "la mano" o de "ser moreno". No se puedes dejar de "ser crítico". Si es que no la cortas, la amputas, la nariz, la mano o la crítica. Y aún entonces aunque la amputaras, tampoco podrías dejar de ser crítico. Como cuando amputan un miembro se sigue teniendo en todo el resto del cuerpo, no?

    connie | 11/01/2012, 12:11
  5. bien venido a la hiperconciencia

    Hola Jesus. Naturalmente que se puede dejar la crítica. Al igual que se pueden dejar otras cosas que ni nombro...lo bueno es dejar para ir. Y tu vas. Sigues yendo con los sentidos, como siempre hiciste. Por favor, si consigues llegar, avisame.

    maria luisa huertas | 11/01/2012, 16:52
  6. Pero

    Te he leído rápido, me tomaré mi tiempo para ir más allá. Me parece estupendo tu retiro, es la aventura personal del ser. A botepronto te comento que está muy bien que tu escritura esté atravesada por tu experiencia. Entiendo también el cansancio con el mundo. Pero el arte es inocente de ello, en todo caso es con esos artefactos con los que has dialogado. Cuidado con lo efímero. Lo efímero está bien a dosis, es maravilloso como poética, pero recuerda que lo que nos ha hecho enamorarnos del arte es exactamente lo contrario a lo efímero. Imagínate un mundo donde todo sea efímero! Necesitamos lo efímero y necesitamos lo que permanece. Si estamos en contra del pensamiento único debemos estar alertas también de que nos ataquen nuestros particulares pensamientos únicos. Es el árbol de los frutos diferentes sobre el que escribiste. No se, tu escritura es necesaria para nosotros y para tí. Es una obviedad, pero no sólo desde la crítica se puede hablar, pensar-con, el arte. Me lo leo con tiempo y seguimos. Gran abrazo.

    Yamandú Canosa | 11/01/2012, 19:11
  7. fer net

    También, por mi parte, te dejo aquí unas primera impresiones. Debo manifiestar mi admiración ante el acto de coherencia, razonada y trabada con la intimidad de lo personal, que te lleva a este distanciamento respecto a la producción de discurso crítico. Pero, acaso este rigor no exige pagar un precio muy alto: el de la pérdida de una rutina, la de la escritura y la publicación, que con sus vicios hace posible el diálogo? Como creo entender que ya te han comentado por aquí, es posible que en la crítica se produzca un divorcio fundamental entre pensamiento y discurso. Y, claro, hay que protegerse del sofismo. Además, puede que la publicación imponga hoy peajes incompatibles con la exigencia intelectual. De aquí que comprenda tu renuncia. Pero esta no debe ser nunca una derrota. Es necesario mantener la ilusión de la posibilidad de un debate crítico publico y publicado, compartido. Aunque seguramente sea también necesario, incluso imprescindible, tomar distancia radical, como me parece que te propones. Te entendí bien?

    Alex Mitrani | 12/01/2012, 00:25
  8. Más tiempo para Verdi

    Si el arte sirve para transformarse, es recomendable que te tomes tiempo para ello.

    Mientras tanto tus alumnos te seguimos escuchando teorizar al respecto del arte y de todo lo que te sale al paso.

    Gloria Cruz | 13/01/2012, 19:10
  9. Agradecimiento

    Queridos amigos: he recibido numerosos comentarios a mi decisión de abandonar la crítica. En mail privado, en Facebook y los de este blog. Todos me han resultado útiles para reforzar mi posición. La mayoría provienen del ámbito de la creación y no tantos del sector teórico-crítico. Es bueno que sea así.
    En todos esos comentarios recibo la fuerza de los que arriesgan cada día para llevar a cabo un valioso y difícil proceso de transformación a través de sus respectivas obras. En mi decisión se encuentra la simiente de una nueva etapa más cercana a todos vosotros, más cómplice, de mayor desafío. Espero no defraudar ninguna expectativa sobre los nuevos pasos que se avecinan. Gracias a todos vosotros

    j ´ martizen | 13/01/2012, 20:23
Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS