Administrar

TODO ES MUY RARO :LA INOCENCIA DE NOOS

jesusmc | 25 Febrero, 2012 10:55

La inocencia de Noos    

Urdanga era un buen chico. Él como tantos otros de su generación querian triunfar,hacerse un buen capital, fortalecer el sistema, reforzar el estado del bienestar . No conocía otro y lo consideraba como el modo supremo de la libertad.     Urdanga, creció pensando en el triunfo y decidió leer el libro que el profesor de estrategias de gestión ,Santi Pelaez, le había recomendado cuando estaba en el último curso de ESADE: El Arte de la Guerra, de Sun Tzu.

 En eso, no era muy original, porque ya otros compañeros y profesores habían visto en ese libro, unas ideas que consideraban fundamentales para atacar y defenderse del enemigo  en la jungla de los despachos.    Para eso era importante esfuerzo y estrategia y los 87 consejos del sabio guerrero chino les abria las puertas de Oriente. Así empezó a saber que si las tropas enemigas se hallan bien preparadas tras una reorganización, intenta desordenarlas. Si están unidas, siembra la disensión entre sus filas. Ataca al enemigo cuando no está preparado, y aparece cuando no te espera. Estas son las claves de la victoria para el estratega y como esos hay 87 consejos más para conseguir el triunfo.    Lo cierto es que a Urdanga el título de los capitulos le sonaba a musica empresarial: sobre la evaluación,sobre la iniciación de las acciones,sobre la victoria y la derrota,sobre la medida en la disposición de los medios,sobre la firmeza,sobre el enfrentamiento directo e indirecto,sobre la distribución de los medios, sobre la concordia y la discordia y tantos más.

   

   En la jungla del capital, en el campo de batalla de la confrontación empresarial sólo cabía estar preparado mental y físicamente. Por eso a estas fortificaciones estrategias añadía sus sesiones diarias de “pilates”. Urdanga creía que como buen guerrero empresarial,el cuerpo tiene que encontrar su sintonia con la mente y practicar eficazmente el  control mental,mediante la respiración y la relajación.Así, sin sudar ,que es cosa obrera, aprendía a controlar el uso de la mente con sus estrategias de ataque chino y con el “pilates” controlaba hast el último músculo de su cuerpo, eso le daba equilibrio y serenidad para seguir haciendo empresa, para traer dinero a casa, para luchar en definitiva por aquello que creía eficaz y justo. Tan solo quería enriquecerse, vivir en una buena casa y dar colegio alemán a sus hijos.    

 Pelaez había sido profesor de Urdanga y amigo de toda la “colla” del Barça. Asi  llamaba él a los apóstoles del círculo virtuoso que dirigian el club que es más que un Club. En ese momento virtud, honestidad, autenticidad eran palabras adecuadas a aquellos que  estaban llamados a hacer grandes cosas en el mundo empresarial. Por cierto que Marlés,uno de los más ambiciosos del grupo, se estrelló años más tarde  con un negocio turbio,mezcla de nacionalismo y capital con una compañia aerea. 

    Urdanga y Pelaez coincidieron una tarde en el círculo de economía, allí había una conferéncia organizada por Pepe Palau para intentar modernizar las ideas de sus socios. Para ello, pensó invitar a Javier Oreo el joven empresario y director de la revista Laus que era un referente, una guía de actitudes y tendencias en  el diseño contemporáneo. Laus y NEO 2 de Ipsum Planet  eran los editores de  mayor incidencia joven y auténticos creadores de estilos y tendencias. Lo que ellos publicaban se convertía en auténtica palabra de oráculo para la juventud.

      Urdanga y Pelaez se sentaron cerca de los de la “colla” del Barça que también estaban allí y en un clima  de confianza  y complicidad entre pares, Javier Oreo inició su exposición  exigiendo a los jóvenes empresarios una Creatividad máxima en cualquier terreno de la vida y  tras hacer un breve elogio del sentido común y de la importancia de estar atentos a todo lo que sucede, dijo, que había una palabra que estaba en boca de los empresarios americanos y esa  palabra era: Honestidad. Todos quedaron sorprendidos.

    Oreo insistía en que no debe asombrarnos esta  neo-inquietud sobre el comportamiento ético y sobre la actitud humana porque hace tiempo que sabemos que  la influencia del empresario, ahora llamado emprendedor es muy importante y que la fabricación de  un rótulo, una silla, una lámpara, un rayador de verduras o una tetera marcaran para siempre el sentido de nuestra vida hacia la felicidad o la desgracia.

  Oreo proponía los caminos adecuados para explorar los sistemas invisibles para intervenir en nuestra sensibilidad que acaban teniendo consecuencias en el comportamiento y en las conductas éticas. Las cosas que nos rodean, las imágenes que vemos a diario se instalan en nuestra mente y condicionan de un modo grave nuestro imaginario individual y colectivo. Los neo-emprendedores  se han dado cuenta de este hecho y con total responsabilidad de su misión se han convertido en los nuevos predicadores de nuestro tiempo, parece que han escogido el camino de la virtud que es una disposición habitual y firme para hacer el bien .Se consideraba a si mismo como un modelo de joven emprendedor y les dijo que el empresario actual ya se ha decidido y no se preocupa por resolver encargos o proponer nuevos productos, sino que es él mismo,  quien propone nuevas actitudes estéticas y éticas, quien nos obliga a tener una posición sobre la Honestidad y sobre la vida.   

Javier Oreo tenía unos cuarenta años y era emprendedor, escritor, economista, conferenciante internacional y consultor empresarial. Formado en ESADE como todos los demás, su revista de moda era uno más de los muchos proyectos que gestionaba. Para él, era natural mezclar  la terminología de su formación en administración empresarial ,su escuela de hacer negocios con expresiones propias de un autor de best selles de autoayuda. En su charla iban a pareciendo expresiones como “Hoy vas a tener Suerte” ,”Busca el Norte en ti mismo”, ” Realiza una Vida Plena” o  “No hay Crisis cuando tienes poder” , “En tu interior se encuentra la Felicidad” o “Mira diafanamente a tu corazón”, ”Tú tienes la palabra”,“Busca el tesoro de tu mente”. Urdanga y Pelaez estaban embobados. Si no fuera porque estaban  aferrados a sus LapTop de Balmain y con sus rigurosos trajes  oscuros hubiera parecido que estaban abducidos por un “guru” neo-evangelista proponiendo un Nuevo Orden Mundial en una planicie de Waco.En sus oídos resonaban como si fueran palabras angélicas, llenas de una nueva autenticidad que desconocían hasta entonces, una sensación que tan solo se parecía a la lectura de aquellos primeros párrafos del arte de la guerra. Las palabras que habían escuchado una y mil veces como: innovación,  creatividad,  gestión de personal o  gestión empresarial, les sonaban como una nueva música, como si  una nueva psique apareciera con la luz de la filosofía profunda y perenne. 

   Acabada la conferencia, Oreo propuso un ejercicio de meditación y respiración, todos en silencio entornaron los ojos y durante cinco minutos estuvieron en el nirvana. Al salir fueron al Taita, su lugar de encuentro preferido, cerca del despacho, cerca de los jardines del Turó, cerca de donde vivían aquellos en los que podían confiar. Alli, se habían encontrado alguna vez con Millet, con Samaranch que vivía a escasos metros, empresarios de otra generación y de otros modos. Ellos no eran así, eran diferentes.

    Estaban excitados y Pelaez, con más edad y más lecturas que Urdanga le propuso que debían constituirse en sociedad sin ánimo de lucro, para enriquecerse, pero noblemente, para transmitir la buena nueva de unos empresarios que ya no serían más esos emprendedores canallas, con comidas en marisquerias de lujo y modales agresivos, sino que inspirados en el conocimiento auténtico de si mismo que les proponía Oreo, aplicando los criterios de honestidad y autenticidad fundarían un instituto de empresa y que como su objetivo era la transformación de la mente del cuerpo y del espíritu recordaron la frase de Javier Oreo:“Busca el tesoro de tu mente” y decidieron que a su nueva empresa le llamarían NOOS que en griego significa mente. EL RESTO YA LO CONOCEMOS. 

 

             

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS