Administrar

ELS TRES ULTIMS REFUGIS DE JESUS PRIETO versus HIMNES A LA NIT DE SIRA HERNANDEZ.

jesusmc | 23 Junio, 2013 11:20

ELS TRES ULTIMS REFUGIS DE JESUS PRIETO  versus HIMNES A LA NIT DE SIRA HERNANDEZ

 

 

                         

  

                        

 

 

    El pasado día 20 de Junio, en sesión especial  y en el cine Maldá, se presentó públicamente el cortometraje-documental de Jesús A. Prieto: ELS TRES ULTIMS REFUGIS. La película explora, con un alto contenido poético, el desastre final. Los datos que el propio autor nos dio, antes y después de la proyección, no podían ser más catastróficos. 

La saturación de CO2 en la atmósfera ha alcanzado los límites que ya hace algunos años , los ecólogos y científicos anunciaban como el máximo tolerable para poder seguir viviendo dignamente. Según aseguran los expertos: “ El nivel de dióxido de carbono, el gas que más contribuye al calentamiento global, ha superado una temida barrera simbólica, según informaron los especialistas, y ha alcanzado niveles nunca vistos en la Tierra en millones de años. Los monitores científicos han declarado que el gas ha llegado a una media diaria que supera las 400 partes por millón (ppm). Se trata solo de un momento aislado en el cuentakilómetros, pero también de un recordatorio serio de que los esfuerzos para controlar las emisiones provocadas por la actividad humana han fallado.”

 

 El último adiós a la existencia humana se verifica a través  del periplo por tres refugios simbólicos. La  protagonista interpretada por Elisabet Puig , cuya voz y recuerdos personales  acompañan al espectador  al reencuentro de algo o de alguien, mientras se lamenta de aquello que se podía haber hecho y nunca hicimos. En palabras del propio Jesús Prieto, resulta que :.El estímulo para el guión fue doble:  un fantástico trabajo de Elisabet Puig titulado "Los tres refugios" (el de vivir, el de trabajar, el de contemplar) y el de la reiterada noticia de la enésima reunión sobre el cambio climático sin acuerdos y posponiendo cualquier decisión hasta 2020.Una historia del paraíso perdido, esta Tierra, una reflexión modesta y con voluntad poética sobre nuestra irresponsabilidad, aunque "muchos ya lo habían dicho .. "Arde Roma y nosotros tocando la lira"."El clima sonoro propuesto por Irina Prieto crea, junto a la fotografía,  no tanto por el guión, un susurro claramente romántico.

 

 

 "Arde Roma y nosotros tocando la lira".".- 

 

 

Es sobre la lira y sobre ese susurro que quiero hablar. Por circunstancias y avatares que se remontan a tantos años de los que apenas tengo memoria, Jesús Prieto y Jesús, el que esto escribe, coincidimos como estudiantes en la UAB. Y posteriormente hemos hecho un trayecto paralelo como profesores de la Escola Massana. Ya entonces, y después en la Escola, se nos conocía “cariñosamente” como los Jesuses. Disculpe el lector este apunte biográfico pero esta plenamente justificado por lo que viene a continuación.

 

 Mientras esperábamos en la puerta del Cine Malda, reparé en un cartel que anunciaba que ese mismo día y con media hora de diferencia al pase de la película, se presentaba el espectáculo: “Himnes a la Nit de Novalis , un espectáculo de Sira Hernandez, con Oscar Intente. Leí que  'Himnos a la nit' es un espectáculo-concierto, un recorrido por la forma musical del  “Nocturno” a través de nueve compositores. El hilo conductor  es la lectura del poema “Los himnos a la noche” del poeta romántico alemán Novalis. En esto, y mientras cavilaba sobre la coincidencia de la doble propuesta, entre besos  y salutaciones, apareció abriéndose paso entre los asistentes  mi amigo Antoni Marí con dos acompañantes, la sorpresa fue relativa , pues pensé que estaba allí , como nosotros , dispuesto a asistir al estreno del documental.

El catedrático , poeta y escritor Antoni Marí, fue nuestro profesor, el de los dos Jesuses, en nuestra etapa universitaria y por lo tanto me pareció algo natural verlo en el estreno. Pero no, no estaba para ver la película de Jesús Prieto, sino para escuchar la música nocturnal y romántica de Sira Hernandez .        Yo no podía dar crédito a tamaña coincidencia. Y empecé a sacar  punta al lápiz.

 Por un momento, reconozco que dude si debía entrar por una puerta o por la otra. En una puerta, mi amigo Toni, afamado especialista en Romanticismo alemán, maestro y guía de mi incursión en la noche romántica, en la otra puerta una película del otro Jesús, del que es conocida su deriva hacia el ecologismo, el contexto y lo social. En unos segundos, aceleradamente, como dicen que pasa cuando uno está a punto de morir, me vino una imagen de juventud, yo vestido de riguroso  blanco siguiendo las consignas neorrománticas de nuestro querido profesor  por los pasillos de la autónoma e iniciando una tesis nunca acabada sobre la Identidad romantica, mientras Jesús Prieto se movilizaba para pintar en grupos contestatarios y  convertía los muros de cemento de la UAB en una neo granja pragmática y pastoril. Pintando todo tipo de animales, árboles  y paisajes campestres que convirtieron los muros en proclamas campestres, en consignas ecológicas.    

 Ese encuentro bipolarizado, o una puerta o la otra del Malda, ese ir a escuchar la música de la lira romántica, mientras el mundo arde  con los vapores tóxicos del dióxido de carbono es una buena verificación visual de aquellos aspectos que ya desde el inicio de nuestra amistad han separado a los dos Jesuses. Este aspecto, si fuera algo personal, no interesaría a nadie y yo no seguiría con esta crónica; pero, creo que tras ese episodio circunstancial se esconde algo más interesante para el lector, es decir dos miradas sobre el mundo, dos modos de concebir las cosas, dos modelos de lo que consideramos como arte y otras derivas separadoras que obligaran al lector atento a reflexionar o quizá, incluso, a escoger partido. Dos posiciones que siempre se han dado y que hoy en día, debido a las circunstancias geo-políticas, debido a la crisis y a la necesaria refundación  de valores se convierten en un buen pretexto para una reflexión general.

Por un lado, el primer Jesús, el Prieto, nos ofrece una idea del crepúsculo de la tierra como consecuencia del comportamiento objetivamente deplorable del ser humano en su relación socializada con la vida, con el mundo, con la naturaleza. En consecuencia su mirada sobre el arte y su pedagogía está repleta de alegorías ideológicas progresistas de distinto signo, levantando todas las banderas del cambio social.

Por otro , el segundo Jesús, el Martínez, con una  idea de la "Noche"  como momento de transformación, de mirada interior,  allí donde habitan las realidades verdaderas que no acabamos de conocer, se encuentra alineado en los Himnos a la Noche de Sira Hernandez, con las tradiciones místicas, con una moral individual, con la perplejidad , con la religión del universo visible. ¿El reconocimiento de que el dolor y el temor a la muerte existen, que estamos en una deriva tendente  a la extinción de especie permite el retiro voluntario, el refugio de la contemplación y el alejamiento social? O acaso no es esa la actitud que denuncia Prieto "Arde Roma y nosotros tocando la lira"."  

 

Sobre los refugios, escribí un artículo en La Vanguardia en Noviembre 2011 . Trataba sobre la filosofía de  Kamo No Chomey que se retiró, a pesar de su creciente fama como poeta imperial, para vivir de modo eremítico y escribir en 1212 sus “Meditaciones desde mi Cabaña”, un elogio del retiro voluntario, pero no tanto para poder regenerar la conciencia, sino para llevar una vida hecha de soledad y abandono. El candidato a esa vida eremítica es alguien capaz de comprender que todo tiene la impermanencia del vapor que se concentra y disipa. Es alguien que acepta la imprevisibilidad de la naturaleza que todo crea y destruye, es alguien que entiende la negación, el absurdo y el sinsentido de las  ausencias como factores positivos, es quien busca la independencia auténtica, el cobijo del silencio absoluto, es aquel que encuentra placer en lo mínimo y hace de todo, una experiencia fundamental del vacío que transforma su conciencia, pero más que nada es alguien que no se encuentra apegado ni a las cosas ni a la vida, ni siquiera a la tranquilidad, ni a la serenidad y sobre todo es aquel que viste el hábito de una humildad absoluta. 

 

 Final.-              

       Por último, es evidente que esta distancia ideológica se refleje, además de en la vida, en nuestro modo de entender la pedagogía en una escuela de arte como la Massana. Es obvio que lideramos corrientes de opinión, legítimamente diferentes y eso, siempre,  se ha querido camuflar como  “diferencias personales”, nada de eso, son diferencias existenciales que afectan a los modos de ver, de vivir, de sentir y pensar el mundo.   Como prueba de ello y en relación con lo que hasta aquí se ha expuesto, entresaco unas líneas de un texto que está pendiente de publicación , y en el que Gabriel que es artista  y  profesor de la Escola Massana y yo, dialogamos sobre algunos de los temas hasta ahora planteados Dice Gabriel:   Observamos como insuficientes, aquellas estrategias de operatividad para-artística, que obtienen el material de proceso de  la identidad, la contingencia, la trama social, la condición de los “inputs” temporales, la relación relativa, el análisis específico, la clasificación evaluativa del comportamiento, los presupuestos de superioridad moral, la escatología y la ocurrencia.…………………………y Jesús (Martínez) prosigue:Ante el discurso del "Nosotros", ofrecemos el del “Yo y su desaparición”.  Identidad y Diferencia, prospección de la naturaleza y el cuerpo, los misterios de la forma y su matriz pre- formatica, el amor y la muerte exigen una grave responsabilidad que no se construye sobre la sociología, tan sólo sobre la experiencia del sujeto romántico. Trascendido este estadio antropocéntrico se accede al sentido del no-sentido, es decir al Arte.     

 

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS