Administrar

FRANCISCO FERRER LERIN : OJO AVIZOR

jesusmc | 26 Diciembre, 2013 23:47

ferrerlerin.caminosdepakistan.es  Artículo publicado en la Revista de Literatura Caminos de Pakistan nº7

 

 

 

OJO AVIZOR.

 

 

    Un escritor es un buen observador  y eso no sorprende a nadie. Su mirada se dirige a todo lo que se mueve, a lo fijo, al detalle mínimo, al sudor discreto en el vello labial de una joven o a una geografía.

Tras la mirada atenta hay una experiencia intransferible, un gozo íntimo,  luego se trata de encontrar las palabras adecuadas para escribirlo. Francisco Ferrer Lerin en su prosa y en su poesía ha demostrado con creces su capacidad de convertir su mirada en palabras y eso, le ha llevado a tener una presencia relevante en el exigente círculo de la literatura.

Desde hace treinta años ha utilizado sus dotes de escritor para cruzar la frontera de los géneros y se ha dirigido con total decisión hacia el territorio del arte, así como, en su día , franqueó una distancia aun mayor, una barrera auténtica, aquella que separaba la ciencia biológica de la palabra poética.

Mi propósito no es otro que demostrar sin duda alguna  que en su escritura , en sus dotes de observador y en su biografía ya se encuentran los fundamentos de un arte de la mirada.

Toda la literatura y la actitud vital de F.F.L está impregnada  de las virtudes de lo artístico. No lo digo solo por su interés por  Guston, Jean-León Gérôme, Pep Duran o Beuys sino como un verdadero escrutador de lo real,  con ojo avizor está siempre alerta, buscando  indicios, rastros de todo tipo, interesado, atento, expectante como un perro de caza acecha su presa. Así, se ve a sí mismo  en su Blog  con un post de Jueves 9 de Diciembre de 2010: “Comencé a sentirme braco en 1986.Cabeza bien cincelada. Labios bien ajustados, bien pigmentados . Pelo corto, raso, apretado, seco, duro al tacto, ruano. Cobrador. Eficaz en el pantano.”  Por si esto no fuera signo suficiente de avizorismo activo hay que añadir la veloz habilidad del  que gusta seguir a los pájaros con prismáticos, una cualidad que se manifiesta también en la rapidez convulsiva de su narrativa.

Creo que sería interesante analizar toda la narrativa de FFL buscando esos rastros, esos indicios de buen cazador de presas artísticas. Pues en ellos existe este vínculo inevitable de cualidades literarias y visivas. A modo de muestra, he querido ejemplificar sus cualidades en este breve fragmento de escritura, en él, se encuentran los lemas claves para una visión artística: una alusión a la luz del momento en el que transcurre  la acción, una ubicación espacial , una constatación del territorio, un balcón para ejercer el arte supremo de la visión, un paisaje y un fondo. También hay direcciones descensos, planos deprimidos, presencias verticales (torre) y una final alusión a un promontorio, un nuevo observatorio. Es este:

 Voy a pasar aquí la noche. Me sitúo en diagonal, cara al nordeste, sobre una faja de tierra apisonada que hace de mirador. A mi izquierda el abismo, con las montañas aún con nieves en las cumbres- de telón de fondo. Enfrente, la carretera descendiendo bruscamente hacia la depresión media. A mi derecha, el puerto de Monrepós con sus indicadores, una torre de comunicaciones telefónicas y un pequeño promontorio.”(1)

 

 

 

 

 

Ver y Espiar.-

 

 

 

 

    El camino que ha escogido FFL le conduce, irremediablemente : al arte de ver.  Las artes visuales exigen una actitud cercana al “ voyeurisme”.Hay mucha curiosidad insatisfecha en el que mira artísticamente pero también en el que estudia los pájaros, eso lo convierte en un nuevo maestro de la mirada y así , entre pájaros y situaciones surge en la narrativa de FFL la figura del Mirón.

Es sabido que  el Mirón ejerce una acción sobre su presa visual, tanto si es un alimoche o una mujer tras una persiana, tal como describe el autor. Quizá la única diferencia sea el ir vestido  o desnudo:

    En el primer caso botas de campo, pantalón amplio, el traje de tonos guerrilleros que  permite el camuflaje y prismáticos colgados del cuello. Luego, establecer la distancia precisa para el avistamiento. Se puede decir leyendo a Ferrer Lerin sobre la cuestión que hay dos tipos de mirada la que permite ver sin auxilio de ortopedias ópticas o la inevitable aproximación prismática que intenta la aproximación a una realidad distante.

En el segundo, ni pantalones amplios ni chalecos, ni nada, tan solo un cuerpo desnudo: Un mirón mira desde detrás de una persiana. Mira a una mujer que se halla en una habitación cuya ventana queda cerrada por una persiana. De persiana a persiana. Cuando lleva varios meses mirando a la mujer descubre que la mujer le mira. También ella es un mirón. El problema del narrador es hacer absolutamente comprensible su narración. Aparatos ópticos: prismáticos, catalejo con trípode. El lugar de trabajo del mirón: vivienda sin muebles, excepto una cama y las sillas tras las ventanas; oscuridad y temperatura adecuadas. El mirón va desnudo”.(2)

En los datos ciertos o inventados, nunca lo sabremos, que maneja F F.L. en sus obras y en sus presentaciones públicas se encuentran  los de sus lances de amor , juego y espionaje.

------------------------

1.  Fancisco Ferrer Lerín  , “Familias como la mía” p.93

2.  Ibid., FerrerLerin.Blogspot.es.com. Lunes, 28 de Enero de 2008

En cualquier caso siempre con ojo avizor,  ejerciendo esas tres artes de la vida con atención y vigilancia. Actitud esta que le lleva a cultivar esos  delicados territorios en los que hay un riesgo potencial mayor, se accede de la mirada a la acción. En ocasiones alrededor de una bombilla a media altura que da la luz suficiente para enmarcar los bordes de una mesa redonda cubierta por un tapete verde se desarrolla la ceremonia del azar inteligente, la mirada del jugador de  póquer exige ocultación y disimulo. De vez en cuando un rito sexual con desbordantes escenas en las que el semen se confunde con la sangre. En ese clima surge la figura máxima del hombre que mira: el espía.

Del espionaje, el propio autor ha dado señales que parecen ir más allá de lo literario. En algunas imágenes  de FFL se ve un hombre que camina, otros lo protegen, parecen acompañarlo, están  vigilantes, sobre aviso, alertas, como si algo pudiera pasar en cualquier momento. El protegido lleva un maletín rojo. En otra ocasión narra el atentado de Carrero Blanco con la precisión del que ha participado. (3)

La sensación de leer a un autor de acción y mirada se refuerza con una imagen que guardo en la retina  y que me causa profunda  sensación de riesgo vital y aventura cuando la recuerdo; es una foto de FFL de 1959 en la que se le ve a los pies de un aeroplano Hispano Aviación HA 200 Saeta. Moderno, lustroso, con el aspecto de un avión destinado a grandes proezas. Junto a la primera evocación: volar como los pájaros que  deshecho por evidente, me aparece otra. Me fascina esa fotografía por el carácter moderno de la imagen pienso en los aviones del pintor futurista Tullio Crali lanzándose en picado sobre la ciudad, pero sobre todo  vuelve a aparecer alguien con el ansia observativa del que avizora, del que vigila, ahora desde las alturas.

 ” Una azarosa circunstancia (y las buenas artes de la doble agente N.C.B.) han permitido encontrar la base de operaciones de la pareja de espías durante esos veintidós años: hangar para hidroaviones en el puerto de Lubeca” (4)

------------------------------------

(3) Fancisco Ferrer Lerin. “Familias como la mía”, p.181 y ss.

(4) Ibid. Ferrer Lerin. Blogspot.es.com. Sábado 13 de Febrero de 2010

 

 

 

 

 

Arte Casual

 

 

 

 

  FFL ha roto todos los límites, ha saltado incluso las lindes que separan tradicionalmente la cultura de la vida, todo ,con él y en él, es literatura viva. Ese es un antiguo deseo de los mejores artistas coetáneos convertir la vida en el escenario de toda creación. Él, lo ha conseguido, ha hecho de la concreción de los paradigmas científicos un caos, de la precisión un delirio, creando así un genero literario en el que todo es verosímil y falso a la vez. Es por eso que ha conseguido que la realidad misma se vuelva artística ante sus ojos. Todo se expande y contamina con su presencia.

“Ahora sólo queda reconsiderar, reeducar nuestra mirada, ver simetría, composición, cromatismo, armonía en suma, en la distribución azarosa de estos vertidos, reclamarlos para apreciar en todo su esplendor la margen del olivar, la acequia hortelana, el sendero de la ermita dominguera o la orilla tortuosa del arroyo de montaña”.(5)

Con ese espíritu, bajo el estandarte avizorista surge  una nueva raza de buscadores dispuestos a capturar  emociones estéticas que se encuentran de modo casual en cualquier rincón de la realidad.     

El 4 septiembre de 2011 en la página 12-13 del suplemento Cultura´s de La Vanguardia Francisco Ferrer Lerin publicó su manifiesto de  Arte Casual.(6)

¿Qué es Arte Casual?1. El que se da en objetos o grupo de

ellos, materiales sin vocación artística, que por su ubicación, colocación o combinación producen en el observador un placer visual sin haberlo pretendido el responsable de la situación.2. Todo lo que es capaz de crear una“emoción estética” partiendo de elementos no “naturales” pero no “pensados”, en su construcción y/o en su colocación, con “mentalidad artística”.Características:1.Casualidad, espontaneidad, involuntariedad de la Obra.2.Transitoriedad, temporalidad, fugacidad del Hecho Artístico.3.Adogmático, abierto, subjetivo, infinito, impredecible, aleatorio.4. Popular, libre, democrático, público, comunitario.

Reflexiones sobre el Arte Casual:1. No es sarcástico; no se burla (del arte actual).2. No es revanchista; no venga una afrenta al arte.3. No es crítico.4. No es iconoclasta.5. Sino que es deudor del arte último porque éste nos ha enseñado a ver, a apreciar la descontextualización, las series, los nuevos agrupamientos de objetos, los acotamientos del espacio, los empaquetamientos, los apilamientos, el azar como fuente de placer estético.

-------------------------------

 (5) Ibid. Ferrer Lerin.Blospot.es.comReconsideración del paisaje inmediato” Viernes 24 de Abril de 2009

(6) Ibid  Suplemento Cultura´s de La Vanguardia 4-9-11 p.12-13

 

 

 

 

El arte casual  pretende recuperar esa edad primera en la que se produce el alejamiento del suelo. Una edad inocente en la que todo consiste en avistar rastros , escudriñar la realidad , capturar  indicios.

“Con la edad nos alejamos del suelo, dejamos de escudriñar las marcas del terreno; rayas, manchas, pequeñas miserias aplastadas que configuran una geografía que sólo se aprovecha durante la infancia. Al erguirnos, al dejar de reptar, perdemos una información preciosa; quizá la posibilidad de esta ausencia sea la causa del miedo a transformarnos, algún día, en adultos.(7)

   Para que exista un auténtico arte casual es muy importante el regreso a esa edad de perplejidades y sorpresas. No debe existir intencionalidad artística, sí, puede haber una motivación funcional  que lleva a alguien a cubrir unas balas de paja con plástico y neumáticos viejos o a  pintar una pared de colores sorprendentes para protegerla de humedades. Me decía Paco un día: lo cierto es que soy un tipo emocional y una mancha en la pared, sea espontánea o fruto del Tapies de turno, me produce emoción estética, placer. Y nada más, porque no hay nada más que decir “.Las  manifestaciones de Arte Casual  son  auténticos descubrimientos , impactos visuales en el receptor .

   El arte contemporáneo liberado de la obligación de representar la realidad  desde las primeras vanguardias se ha hecho  muy mental y morfológico. La intención permite que Duchamp coja un dato de la realidad: botellero o urinario y lo sacralice como obra de arte. Tan solo por la intención tan solo por la elección. Así, la forma se ha ido haciendo conceptual  y compleja. Incluso ha llegado a desaparecer en aras de una ecología objetual. La Bienal de Venecia de este año  ha premiado al artista Tino Sehgal un vendedor de momentos y situaciones a coleccionistas. Su trabajo no existe, no deja huellas, ni rastros, pero se puede vender, la compra consiste en  un contrato oral , una vez concretado, el artista explica en la oreja del comprador la idea de un trabajo del que se adquieren los derechos de producción y presentación. Además no son exclusivas, no son obras únicas.

-------------------------

(7)Ibid. Ferrer Lerin. Blogspot.es.com  “Alejamiento del suelo “ Sábado 11 de Febrero de 2012

 

 

 

     Cuando un miembro del comando de las guerrillas orníticas detecta y observa un buitre leonado es capaz de apreciar su cualidad de ave, de ejercer sobre ella todas sus dotes apreciativas, queda como una experiencia fugaz como la de Sehgal, la diferencia es que en ningún momento se pregunta por la intención del autor de tamaña criatura, ni quien es el ingeniero de tanta belleza. La respuesta sería compleja y el curioso podría acabar estudiando teología, evolucionismo o metiéndose  a Masón.

  Los ornitólogos de campo practican el "bird-watching",  convirtiendo a sus practicantes en fervorosos buscadores de especies de aves que observan con sus prismáticos y anotan en sus libretas. El primer logro del Arte Casual es hacer lo mismo y convertirlo todo en arte , el arte no se encuentra distante como  si estuviéramos viendo un cuadro, como “Arabe y su Corcel” del paisajista Jean-León Gérôme, por citar un pintor del  gusto del escritor. El arte está en todas partes.

Otro logro de Francisco Ferrer Lerin a través del  Arte Casual es que convierte a la gente en entusiastas mirones de la realidad, en candidatos potenciales para la práctica de un  Avizorismo ilustrado ejerciendo las  poderosas virtudes de la atención y la concentración de la mirada que los llevará a ser adictos del arte contemporáneo y sin apenas darse cuenta quedarán transformados.

 

 

 

 

 Jesús Martínez Clarà.

Barcelona Septiembre 2013

 

 

 

Bibliografía.-

Francisco Ferrer Lerin, “Familias como la mía”, Col.Andanzas, Tusquets Editores, Barcelona, 2011.

 

 

http://ferrerlerin.blogspot.com.es/

 

 

 

 

 

 

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS