Administrar

CRITICA DE ARTE.

FRANCESC TORRES EN EL MACBA: EL ENIGMA DEL OBJETO

jesusmc | 31 Julio, 2008 10:39

      

 

 

FRANCESC TORRES: EL ENIGMA DEL OBJETO

Francesc Torres ha inaugurado en el Macba su exposición “Da Capo”. De nuevo, otra vez , vuelta a empezar es el  sentido de esta palabra. Y es que nuevamente despliega su energía productiva en Barcelona, nuevamente retorna con sus enigmas objetuales. Con esta retrospectiva ,la ciudad lo ha reconocido como uno de sus bienes más preciados. Después de  muchos años en Nueva York y algunos en Berlín, el regreso de Francesc Torres se ha celebrado como se merece.

Los libros sobre arte conceptual español, como el de Simón Marchan  o el último de Pilar Parcerisas siempre han alabado el tránsito de los artistas de los años setenta y sucesivos desde el objeto al concepto, desde la materia a la idea. Sin embargo en Francesc Torres el objeto es un elemento fundamental de su trabajo. No un objeto que desprecia la carga estética, sino que refuerza la idea. En el extenso aporte textual de su catálogo para el Macba se encuentran algunas expresiones que refuerzan esta interpretación. Francesc Torres asegura que lo que le da la fuerza reconocida al “Guernica” de Picasso es que más allá de que sea un manifiesto contra el horror es su condición de cuadro bien pintado, o se pregunta:”¿Es posible hacer un arte de contenido social que no acabe siendo decoración? Y por último, un irónico reconocimiento de la habilidad manual como base de lo artístico cuando dice:”Esperemos que la reciente idea de asociar el radicalismo crítico de izquierdas  en el arte con la total ausencia de habilidad de ejecución no se aplique nunca a la microcirugía o al sexo”.

Formado en la Escola Massana de Barcelona, en 1967 se marcha a París y conoce a  Piotr Kowalski, quien ejercerá notable influencia en Torres. Desde ese momento no abandonará nunca el carácter  formal, científico y conceptual en sus obras. Esta interacción de áreas le permite relacionar sistemas complejos como: antropología, sociología, memoria histórica, pero sin perder nunca la referencia al objeto físico, a su circunstancia material, a su relación fenoménica y por este hecho, su obra ,por muy conceptual que sea, jamás ha abandonado el misterio de la forma, la materia y el objeto. En él, las ideas nunca han antecedido a sus instalaciones, así lo reconoció en una entrevista de 1999 con Hughe Davies en el MNCARS:  …”Se trata de una práctica que surgió sin un cuerpo teórico. No había teoría para las instalaciones, y todavía no la hay(lo que me parece fenómeno)”La presencia objetual  puede llegar a ser tan  subversiva como una idea, así, sucedió con su famosa instalación de 1989: Oikonomos,, que expuso en el Whitney Museum de Nueva York, representaba la compleja trama de ideas sobre el papel de la economía en el mundo , sin embargo la polémica se organizó, no tanto por el ideario radical con el que el artista trabajaba, ni por las imágenes proyectadas sino por el uso desafiante de los objetos: una escultura de Zeus, un bate de béisbol y un monitor suspendido de los genitales de la replica divina. En Francesc Torres existe también una opacidad poética y simbólica que refuerza sus enigmas objetuales. Tras sus proclamas y cuestionamientos de carácter sociológico, antropológico o ideológico, el visitante queda con la misma sensación del lector de metáforas e intuye que detrás de la denuncia hay algo más. Las instalaciones de Torres no se desvelan con claves intelectuales, no son un mero manifiesto de intenciones que culmina con la comprensión razonada de su discurso, para ese fin es suficiente  el poder de la escritura. Al contrario, su obra incluye una deriva poética  y una fascinación matérica que se encuentra ya en sus inicios con la poesía visual de influencia “brossiana”, o en obras de 1968, como : ”Prototype for a series of Multiples”o “Poéme-Eméop” .

La capacidad analógica del artista  se demuestra con la elección de la película “Silk Stockings” de Rouben Mamoulian como punto de partida para su taller-seminario en el Macba (2008) que con el título: “Medias de Seda o el S.XX no ha tenido lugar” es un análisis de la situación actual del arte contemporáneo a través de un musical muy divertido. Esta deriva  hacia la opacidad poética facilita la polisemia interpretadora y permite que el espectador ejerza su derecho a  interpretar, tal  como sucedía con sus “Esculturas Recortables” de 1969. En sus ultimas obras como “Boomerang”-2/10 del 2008 , regresa incluso a técnicas tradicionales con unos  monotipos con aguafuerte sobre la guerra de Irak en el que Francesc Torres utiliza la imagen denunciante de un avión espía en una guerra injusta, pero ,como siempre pasa con su obra, acaba siendo un objeto con forma precisa, un  boomerang que remite al simbolismo del retorno y al regreso: Da Capo.            

comentarios

Aadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS