Administrar

CRITICA DE ARTE.

CARLOS PAZOS Y THE KILLING MACHINE EN EL MACBA

jesusmc | 25 Noviembre, 2008 15:46

 

 C.Pazos

SELECCIÓN DE ARTICULOS PUBLICADOS EN LA REVISTA AVATAR BCN. (2007-2008) BARCELONA.  

 

 2.CARLOS PAZOS Y KILLING MACHINE EN EL MACBA 

DE LA REVISTA AVATAR BCN Nº 5

13 MARZO 2007 13:15

 

 

  Nada más y nada menos que Carlos Pazos y The Killing Machine juntos: ¡Que empiece el espectáculo!.

C.Pazos es el título de la exposición que recoge treinta años de trabajo constante. En 1975 Carlos Pazos empezó a pensar ya, en esta exposición. Se hizo retratar con el máximo "glamour", descendía de grandes coches ante la expectación de todo el mundo, se había propuesto ser el sujeto de su arte, ser él mismo una obra de arte.

La inteligencia programadora del Macba o el azar, le han hecho encontrarse nuevamente con el espectáculo. Han coincidido en un mismo espacio y tiempo la obra de Janet Cardiff & George Bures Millar y  la  de Carlos Pazos. En  1993,  Pazos hizo una exposición con el título de "Un Elefante en el Limbo" en el Centro de Arte Santa Mónica  en la que mostraba su producción de los años ochenta. Un elefante de neón azul con la trompa levantada anunciaba la exposición a los paseantes de las Ramblas. El núcleo principal era una instalación múltiple, en cinco ambientes, en la que utilizaba todos los componentes escénicos para impactar en  los sentidos del espectador. Recuerdo de un modo especial: ¡Naufragamos Peter Pan! Y ¡Aquella noche volví a llorar con Bambi!. De la primera  recuerdo también una especie de pasillo amplio, con puertas a ambos lados y en el centro los restos de un naufragio. El espectador veía la tramoya, la construcción falsa del escenario construido para la ocasión y sumergido en el ambiente de la  escena iba escuchando unos tremendos portazos que resonaban en toda la sala. Fue una instalación muy avanzada a su tiempo, pues el espacio como sustancia de trabajo, tal como ha ido evolucionando, no se incorporaría hasta unos años más tarde con obras, como las de Ilya Kabakov, Pedro Mora o Mike Kelley en su: “The trajectory of Light in Plato´s Cave”, por ejemplo.    He visitado ambas exposiciones  en dos ocasiones, dos días en los que he podido comprobar el atractivo mediático de Pazos y de las instalaciones, de las maquetas habitables de "The Killing Machine", el éxito de público ha sido enorme. El sonido, la iluminación, los recorridos para entrar y salir convierten al museo en un espectáculo vivo. Esa es la palabra: espectáculo. Carlos Pazos ha cultivado magistralmente esta cualidad de lo artístico como quedó demostrado en el 93 y como se puede apreciar, ahora en el Macba con "Carlove en el bosque borrador", que es un espacio vedado y al que solo se puede acceder por la expectación del visitante que mira y ve un tren eléctrico en funcionamiento permanente, un osito funámbulo con unas luces, unas copas gigantescas para Dry Martini y otros objetos que crean una escenografía de recuerdos y melancolía. Pazos ha cultivado el espectáculo dentro y fuera del territorio del arte,  en su trayectoria hay momentos que confirman esta intención, desde sus "desideratums" de actor ya mencionados en "Voy a hacer de mi una estrella"(75) , The Floor of Fame"(78) y otras de esos años, o como la proposición de convertir un tugurio, dedicado al baile de los jueves de las "chachas" de lo ochenta, en un lugar con el glamour de la decadencia y dedicado a lo que él y Manuel Valls llamaron: "Bailes Selectos", por último , su extraordinario y minúscula coctelería : "El Bijou", que estaba decorada con el ambiente del bar que Stanley Kubrick  construyo para "El Resplandor" y en la que se podía empezar o acabar la noche. Allí servía las copas un personaje extraordinario llamado Fernando que tenía una "bis de actor" y que si no fuera  porque preparaba magníficos "cocktails", podría parecer que formaba parte del atrezzo del lugar. La exposición de Pazos culmina en un "MNEMOCINE"  en el que el espectador , sentado en butacas, puede ver actuar, entre otros, al propio artista en una película-collage de treinta minutos.Carlos Pazos y los autores de The Killing Machine: Janet Cardiff & George Bures Millar han quedado hermanados, en el gran escenario del Macba, por la seducción del espectáculo, por la magia de los espacios y los sonidos, por intentar conmover al espectador y sacarlo de su rutinaria actitud corporal de visitante de museos, quitarle la cara fría e intelectual del que mira exposiciones y hacer que aparezca en sus rostros, la mueca de la risa, el fruncido de la atención o el espasmo del susto. ¿Eso, será bueno?      

comentarios

Aadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS