Administrar

ANGELICA QUINTANA: EL RAYO AMARILLO

jesusmc | 27 Noviembre, 2008 18:07

SELECCIÓN DE ARTICULOS PUBLICADOS EN LA REVISTA AVATAR BCN. (2007-2008)

 BARCELONA.     

 

14. ANGELICA QUINTANA Y EL RAYO AMARILLO

 

 

 

 

 DE LA REVISTA AVATAR BCN Nº 6                    28 JUNIO2007 10:36

 

 

 

   

     

  

 

 

 

                 Amarillo Nápoles                                                                                  Rayo

 

 

 

Angélica Quintana es una buena compañera y amiga que hace honor a su nombre. Dicen los estudiantes de pintura que la han tratado, que siempre está  para ayudar. Algunos colegas la ven solo como buena pedagoga, pero yo creo que es un claro ejemplo de inquietud permanente y que tiene un ansia por progresar en su búsqueda creativa, pero siempre de un modo reservado y discreto. Sin mucho ruido.                      

 Su inquietud es de tal magnitud que cuando conversas con ella  le sucede como a los niños pequeños, que de tantas  cosas que quiere comunicar se le acumulan y finalmente acaba haciéndose un pequeño atropello de  ideas, sensaciones  y sugerencias que te envuelven. El trabajo que he visto de Angélica Quintana, me dice que la construcción de un bastidor de madera para colocar en él la tela es algo importante para ella, no es solo el soporte para la pintura, lo construye diestramente, no tienen un gran formato y eso le permite manejarlos como si fueran pequeños volúmenes de madera, por eso, sus bastidores   no sólo tienen dos magnitudes, sino tres, pues el grosor de la madera hace que el relieve sobresaliente genere incluso sombra, también me dice que agrupa los cuadros creando  parejas, tríos, individualmente o en series que crean ritmos y alternancias, y me dice que si no tuviéramos ninguna referencia junto a sus obras no sabríamos dimensionar su tamaño. La obra de Angélica me dice que tiende a la sutileza más exquisita y a la transparencia y la veladura, me dice que el perfil de una pintura crea continuidad y reverberación en la siguiente y me dice que el espacio, que ocupan sus pequeñas piezas abstractas, queda magnificado de inmediato y todo se ve cómo si fuera la primera vez: las ventanas se ven más, las paredes se ven más, el suelo parece ilimitado, los ángulos y las esquinas tienen aris¬tas, todo eso me dice la obra de A.Q., pero nada de todo eso que. me dice es comparable con la presencia del RAYO AMARILLO. Este color se ha convertido en un auténtico emblema de su trabajo. El rayo amarillo no habla, no dice nada, calla y transforma, y si te toca te da algo, lo notas. En esta ocasión el rayo viene de Nápoles, es luz dorada, es difícil hablar de él , pues se esconde y produce efectos mentales. El rayo de color amarillo nápoles es tan efectivo como la poesía de Keats, Byron o Rossetti: "blased the momentous memorable fire". La presencia de ese color  en el mundo, la notamos por un cosquilleo meníngeo que ahora sí que habla, y dice: estoy aquí, en tu cabeza. Ese amarillo tiene en la actividad mental su mejor arma, una actividad incesante y física que a través del efecto alcalino nos fortalece los nervios, nos produce templanza y fuerza para seguir buscando el oro que es el cenit de los metales transubstanciados , mientras un fulgor en nuestras cabezas, tocadas por el rayo amarillo, han quedado transformadas por una benéfica y angélica influencia. Hasta siempre.       

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS