Administrar

CRITICA DE ARTE.

LA LEY FELLINI

jesusmc | 26 Diciembre, 2008 23:28

                                             

         DE LA REVISTA AVATAR BCN Nº 6                          05 Septiembre, 2007 11:02

  Los que hayan visto algunas imágenes del Festival de Cine de Venecia de este año se habrán sorprendido por la escenografía que preside la entrada a la famosa alfombra roja de los famosos. Ahí se pueden ver  los cuatro leones alados que son el símbolo de la ciudad y cuya miniatura se convierte en la preciada estatuilla de oro a la mejor película. En la entrada al recinto había un espectacular e impresionante péndulo negro de esos que se utilizan en la   destrucción de edificios. Su creador es Dante Ferretti y es idéntico al que él mismo, diseñó junto a Federico Fellini para "Ensayo de Orquesta". No soy crítico de cine, sólo quiero referirme a esa enigmática  esfera negra. En 1979 vi la película de Federico Fellini : "Ensayo de Orquesta". En España se oían todo tipo de cantos a la libertad  y al exceso. La llamada movida madrileña fue un buen ejemplo de eso. En el contexto de ese supuesto regreso a la luz de la democracia, me impresiono vivamente el  controvertido mensaje de la película de Fellini . La película planteaba una especie de documental que hacían los realizadores de un programa televisivo sobre la vida, ensayos, instrumentos y músicos de una orquesta. Desde el principio fue una película polémica por la querella entre productores, pero sobre todo por las diferentes y contradictorias interpretaciones ideológicas que surgieron en prensa, entre los intelectuales y políticos de la época. Se interpretó como un panfleto político pero aún está por desentrañar su fundamento ideológico. ¿Qué nos proponía el genio del exceso y la acracia cinematográfica? ¿Abundar en el desconcierto?¿Un elogio de la libertad absoluta?¿Su propia eliminación como director, como figura prescindible?¿Un canto a la dictadura frente al desorden democrático? . Sobre la película se ha dicho: “Que las imágenes de la película transmiten nostalgia de la dictadura o apuestan por la contundencia ante el desorden que puede conllevar la democracia. Que nos habla del abuso de poder y de la delgada línea que separa la imposición del orden por la fuerza de la tiranía y el totalitarismo. Que para que la música suene armoniosamente se hace necesaria la presencia del director, de su punto de vista y de sus órdenes. Que en el fondo es un homenaje a Nino Rota, fiel colaborador en las películas de Fellini y a quien le unía una fuerte amistad.Para que estos interrogantes y afirmaciones tengan más sentido, será conveniente describir someramente la situación. para los lectores que no hayan visto la película. Nos encontramos bajo las nervaduras de los arcos de un escenario de privilegio: una antigua iglesia medieval italiana con una acústica extraordinaria. Los músicos hablan de la importancia de sus instrumentos, se muestran de un modo natural, algunos con expresiones groseras, otros con frases lapidarias sobre la nobleza de sus instrumentos, su papel relevante en la orquesta, etc.etc. El factor humano empieza a surgir,  vemos las diferentes actitudes de aprecio y odio que existen entre los músicos. Aparece el director que habla con energía y con un fuerte acento alemán.   La orquesta empieza sus ensayos de un modo harmónico pero poco a poco, sin saber porqué se llega al caos y al desorden total. En ese escenario , y mientras el director pide orden, los músicos se desmadran absolutamente, escenas lujuriosas debajo el piano, "slogans " como: "no queremos director, solos lo hacemos mejor",incluso algunos quieren sustituir al virtuoso maestro por un metrónomo, otros, los más mayores, se muestran partidarios del director, los demás  siguen creando todo tipo de situaciones surrealistas mientras el delegado sindical va lanzando sus proclamas. De repente, en medio de la confusión se oye un gran estruendo, temerosísimo y fuerte: una de las paredes de la iglesia cae derrumbada a los pies de los músicos. En el muro queda suspendida una gran bola negra, una esfera de destrucción que oscila pausadamente tras el impacto. La arpista ha muerto, el director coge nuevamente la batuta y con una renovada energía empieza a dirigir con mayor fuerza que al principio, mientras con su acento alemán grita: "da capo, da capo" ,que es una expresión italiana que significa a la cabeza y que  indica regresar, volver al principio para tocar nuevamente.En los tiempos que vivimos el péndulo de Venecia se convierte en algo más que una mera escenografía ingeniosa para que los actores y actrices  muestren sus encantos mientras pasean por la alfombra roja de Venecia y las interpretaciones sobre la LEY y la necesidad  del orden quedan abiertas.   

comentarios

Aadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS