Administrar

CRITICA DE ARTE.

BODA ENTRE "AIXONOESPANIC" Y "REACTABLE" EN EL ELECTRIC

jesusmc | 18 Junio, 2009 18:27

BODA ENTRE “AIXONOESPANIC “ Y  “REACTABLE” EN EL ELECTRIC     

 Ayer por la noche asistí a una boda anunciada. Me encontré con Lourdes y me comentó que en el “Electric” se iba a celebrar un evento secreto, una boda furtiva entre la música del grupo “aixonoéspanic” y el  “reactable” ,ese ingenioso invento lumínico-sonoro desarrollado por el grupo de tecnología musical de la UPF. Cervecita en mano me dispuse a ser arrollado por la locomotora sónica que suma el clarinete eléctrico de Victor Nubla, el bajo  ingenierizado de Albert Guitart y la bateria “a pelo” de Quicu Samsó. Todo era una amalgama de música sintetizada, emociones eléctricas que dialogaban  con el aire percusivo y analógico lanzado desde los parches de la batería y los címbalos de Q.S.

En la primera parte, el invitado tuvo un claro protagonismo en el climax de libertad e improvisación que suelen exigir los  músicos contemporáneos.  

 

   La Reactable es un instrumento musical electrónico, una especie de mesa redonda para celebrar una “Güija”  sonica en la que el músico llevado por espíritus desconocidos mueve las fichas de diferentes tamaños por la superficie de la mesa iluminada. Marca trayectorias sobre el círculo y cada decisión de los espíritus convocados crea movimientos, genera  sonidos y distorsiones muy sugerentes. En el entreacto una chica quería mirar lo que había tras el faldón que cubre la mesa, seguramente con el ánimo de descubrir la trampa, con la intención de demostrar que allí no había convocatoria de espíritus sino algún artilugio que era la causa de aquellos sonidos extraños.

 

       El invento del Reactable lleva la firma de Sergi Jordà, Marcos Alonso, Günter Geiger y Martin Kaltenbrunner. En esta ocasión no pude saber quien era el interprete, supongo que Sergi Jordá que es uno de los miembros más activos del grupo Reactable, aunque, bien mirado, podían haber estado los cuatro o más porque este “instrumento” esta pensado para poder intervenir de modo colectivo.

     El encuentro de un clarinete eléctrico con una mesa de distorsión de sonidos, junto al bajo y la bateria  creaban una atmósfera muy densa que añadido al calor sofocante de la pequeña “sala” del Electric me hacían estar flotando en una nube tóxica y feliz. De hecho fue la primera boda a la que asisto en la que  en lugar de comer y engordar,  perdí unos gramos de peso por deshidratación. Y eso es raro. ¡Viva los novios!   

 

                                                            LA NOVIA

 

 

                  

               

                                      EL NOVIO

              

                

comentarios

Aadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS