Administrar

CRITICA DE ARTE.

RAIMON ÁVILA Y POOL (NO WATER) DE MARK RAVENHILL

jesusmc | 28 Noviembre, 2009 11:34

                   

                   Mark Ravenhill

  

 

      Tal como escribí en un post anterior, la semana ha estado marcada por un reencuentro con el movimiento, la danza, el gesto y la palabra. Durante cinco días se ha presentado en un taller del Instituto del  Teatro de Barcelona la  versión que Raimon Àvila ha hecho a partir de la obra Pool(No water) de Mark Ravenhill.  En esta versión se ha aplicado de un modo ejemplar algunos de los fundamentos actorales basados en el movimiento y la conmoción que desde hace años viene trabajando este profesor del Instituto del Teatro y que próximamente se convertirán en un libro que se espera con impaciencia.

 

    La obra trata sobre los limites éticos del uso de materiales delicados, y sobre la legitimidad  de la depredación artística hecha tanto por creadores o críticos. Desde el apropiacionísmo posmoderno los límites han dejado de percibirse como problema y ante este panorama aparecen situaciones que se mueven entre lo conveniente y lo inconveniente que son valores que nunca deben perderse de vista.

 

Tal como se dice en la hoja de mano: “En la era de Internet la creación artística se ha convertido , más que nunca, en un trabajo de rehacer, copiar, transformar o incluso apropiarse de la obra(ola vida) de los demás, con o sin consentimiento. Bill Viola registró en vídeo la muerte de su madre y lo incluyó en el Nantes Triptych. Sophie Calle hizo del  correo electrónico de despedida de uno de sus novios en el motivo central de una exposición,   o bien graba a escondidas la vida de alguien que acaba de conocer y lo convierte, igualmente, en obra de arte . Mientras , Paul Auster utiliza  ala misma Sophie Calle para dar vida a uno de los personajes de su novela Leviatan. Ahora bien,¿ hasta que punto es lícita(o ética) cualquier forma de depredación artística?Piscina (sin agua) trata de un grupo de jóvenes artistas que viven felices creando instalaciones y performances más o menos intrascendentes. De  pronto, uno de ellos triunfa cuando utiliza para  hcer su obra las vendas y los condones de otro que ha muerto de Sida. Finalmente instalado en la fama, el lujo y la riqueza, invita al resto del grupo a bañarse en su piscina.”  Los jóvenes estudiantes-interpretes : Marina Barberá, Laura Fité, Catalina Florit, Davis Marcé, Jordi Sanosa, Marta Santandreu y Eduard Serra se mueven con soltura en esa línea interdisciplinar en el que la danza, el gesto, la palabra y la voz adiestrada por Rosa Cadafalch exigen el máximo de ellos. Reconozco que iba con algunos prejuicios tópicos sobre la inmadurez lógica del aprendizaje. Pero, al finalizar, tuve la cómoda sensación de haber asistido a un verdadero espectáculo escénico más que a un taller del Instituto.  

A falta de imágenes sobre lo que ví, quiero añadir este fragmento promocional de la obra de Mark Ravenhill, Pool (no water)  realizado por  Frantic Assembly.

 

                          

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS