Administrar

CHARLES FRÈGER AMA CARAVAGGIO

jesusmc | 12 Diciembre, 2009 18:48

             

 

 

 

 

 

 

                

                

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículo publicado en el suplemento CULTURA´S nº 389  del periódico LaVanguardia el día 2.12.09

 

 

 

 

Charles Frèger  ama  a Caravaggio.

 

       Quien insista en distinguir fotografía y pintura, en los tiempos que corren, está sencillamente: equivocado. La fotografía contemporánea ha roto las cadenas que la obligaban a ser una excepción alejada de lo artístico. Loan Nguyen,   Victoria Campillo, o tal como se ha podido ver  en la magnífica exposición “Not for Sale” de la Galería Toni Tápies: Cindy Sherman, Thomas Ruff, Candida Höfer, Elger Esser ,o  como sucede con Charles Frèger, no se sienten deudores de Cappa, de  Avedon, de Cartier-Bresson … no buscan  poses sofisticadas, ni instantáneas bélicas, sino el sentido de la composición, la forma, el color, la sugerencia pictórica de Van Eyck , de Hamilton  o Caravaggio. Le deben más a la pintura que a la tradición fotográfica y el espectador contemporáneo  ya no discrimina, solo mira ,sin importarle nada el  litigio que alimentan los especialistas ,ni se plantea si está ante un lienzo o un cibachrome.

      Charles Freger utiliza el medio fotográfico actúa a través del realismo de sus figuras y sin embargo el resultado es estrictamente plástico. En su primera serie conocida« Pattes blanches » utilizaba la piel blanquecina de los trabajadores de una lechería industrial que le parecían ,según confiesa él mismo, como personajes sacados de cualquier cuadro de la escuela flamenca.

       Para fotografiar a sus personajes crea grupos por afinidades corales: lecheros, soldados, negros, actores de la ópera china y utiliza  un naturalismo extremado sin artificios: si un joven tiene una espinilla se ve , si un anciano tiene una arruga aparece .Sus grupos no son selectos ni elegantes  como los del recientemente fallecido Irving Penn que  fotografiaba, con muy buen gusto, a celebridades de moda. Los sujetos de Frèger  pertenecen a las bases sociales más comunes, la elección de sus modelos se encuentran entre la gente que no suelen tener una presencia brillante que son poco protagonistas de lo social.

        Sin intención de lograr ningún tipo de efectos escénicos, sus proyectos están vacíos de cualquier propósito psicologista. Suele utilizar la estrategia estética de la repetición, de las series y a través de la insistencia en lo mismo, consigue que lo igual y lo diferente se reúnan en un conjunto en el que domina la identidad común: coral. El sujeto desaparece en el  todo, se convierte en un fragmento formal, en una nota de color que Fréger coloca dentro de un conjunto o serie de imágenes. El artista tan solo constata la presencia de unas figuras  para convertirlas en “tesellas” , partes de un gran mosaico de fotografías en las que el tono de los fondos, si están más cerca o más lejos, si las vestiduras son del mismo tono o el ritmo mismo determinan el resultado.

       En definitiva, todas las estrategias plásticas   se ponen al servicio de un mural  pictórico y figurativo hecho de colores diversos o gradaciones buscando un efecto claramente estético en el que  a base de realidad detallada consigue un alto nivel de obra abstracta. Pero ese, es otro cantar.

 

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS