Administrar

CRITICA DE ARTE.

PABLO VALBUENA:PARA-SITES EN LABORAL DE GIJON

jesusmc | 22 Septiembre, 2010 16:31

 

                             

Artículo publicado en el suplemento Cultura´s de LaVanguardia nº 431(22-09-2010)

PABLO VALBUENA 

PARA-SITES:  DEL ARTE  COMO FINGIMIENTO

  

La Laboral de Gijón continúa con la línea expositiva fundacional y sigue fiel a su propósito de incentivar todo tipo de investigación  en el terreno del arte, la ciencia y las tecnologías avanzadas. Laboral en el programa de este verano  ha incorporado la exposición:”Para- Sites” de Pablo Valbuena(1978) en colaboración con “Matadero. Madrid”.

  Las tres propuestas de Valbuena  son específicas para este centro expositivo y  se articulan  en torno a espacios concretos que vienen dados por la propia arquitectura del edificio, lugares que él ha escogido y sobre los que interviene utilizando  la luz como materia y elemento vertebrador , junto al uso del espacio , el tiempo y el movimiento. Pablo Valbuena determina el sitio de su intervención y crea unos “para-lugares” en los que la realidad es intervenida, resaltada, enfatizada a través de unas calculadísimas proyecciones lumínicas que no dejan detalle por resaltar, como una doble capa de luz las líneas luminosas resiguen el perímetro de una puerta, los detalles más pequeños y en algunos casos incluso las aristas de un enchufe eléctrico o el gozne de una ventana. Es ciertamente un dibujo hecho con líneas de luz que enfatizando los límites, duplican  los pliegues de  la realidad y diluyen la diferencia  entre espacio real y virtual.

       Una primera intervención nos muestra un espacio de columnas cilíndricas sobre las que la luz proyectada sobre ellas las hace aparecer y desaparecer, las fragiliza y en algún caso incluso las mueve o las esconde. La segunda se produce en una habitáculo blanco , una especie de enorme cámara estenopeica en la que un punto de luz va dibujando al fondo de la sala todos los limites que encuentra, el perfil va destacando todos los relieves y luego desaparece. En la tercera hay un plano virtual sobre la pared prolongándose o recogiéndose a medida que se desplaza el punto en la línea sobre el plano del suelo que indica el recorrido o punto de vista donde debe colocarse el espectador. En estas obras el sujeto es considerado como un valioso observador objetivo, como un cómplice que debe encontrar el punto de vista correcto desde donde mirar, potenciando, así, el fenómeno de la percepción expandida.

 

 

 

 

 

 

    Estas categorías arquitectónicas las utiliza a modo de ilusionismo visual que favorecen una nueva mirada sobre la realidad. El espacio se transforma de modo absoluto creando efectos propios del más exigente barroco como son el “trampantojo” y las superposiciones por capas pero  en lugar de utilizar efectos dorados, volutas y rechonchos angelotes emplea el blanco y el negro que unidos a una depurada estética minimalista crean el oxímoron posmoderno de un estilo minimalista y  barroco a la vez. Estas dos nociones estéticas de claro significado opuesto , tal  como sería decir :”un clamoroso silencio” ofrecen al espectador la posibilidad de un nuevo sentido fundado en la paradoja.

  Trampas al ojo.-

 

Un arte que quiere ser de desarrollo abstracto y geométrico  se resiste a ser interpretado de modo temático más allá de la propia evidencia de sus estructuras concretas de espacio, luz y tiempo. Pero cuando se utiliza la ilusión visiva para simular una realidad que no existe y  mediante el artificio se produce un engaño a la percepción, aparece la intención del artista y en consecuencia el espectador encuentra argumento e interpretación.

       Este artista-arquitecto construye sin ocupar el espacio. En ese proceso el espectador  puede llegar a creer ciertas las imágenes y  ver lo que no es, lo que allí no se encuentra y que no es más que una reproducción fantasmatica de la realidad. Esa es la culminación de un proceso iniciado por  la arquitectura posmoderna de Peter Eisenman cuando se propuso demostrar que la arquitectura no se encontraba “de facto” sino en su representación virtual es decir “de iure”, la arquitectura ya no necesita ejercitarse en la práctica sino como mera representación.

    Pablo Valbuena con su obra postminimalista y tecnológicamente  avanzada nos vuelve a recordar, como es obligado en toda buena propuesta contemporánea, unas certezas inolvidables. En este caso la intención de tomar como real lo que es pura imagen está cuestionando la realidad misma sobre la que se proyectan sus luces como en  una imaginaria pantalla en la que la realidad y la vida son el  espacio de la pura representación apariencial , proponiéndonos  en una época de incertidumbres donde se encuentran los límites entre lo verdadero y lo falso. Una reflexión sobre el arte como ilusión y fingimiento.

  

   

 

comentarios

  1. Re: PABLO VALBUENA:PARA-SITES EN LABORAL DE GIJON

    Me encanta todo lo que tenga que ver con el arte moderno. Es un mundo, que para m, tambin le viene muy bien todo tipo de renovaciones con buen gusto e imaginacin.

    Por ejemplo, soy autntico seguidor de los certmentes de "Arte y Vida", en el que se presentan unos proyectos de arte cientfico-tecnolgico relacionados con algn tipo de vida artificial que te pueden dejar "knockeado" si indagas un poco en ellos.

    Un saludo

    Adrian | 24/09/2010, 11:27
  2. Irrealidades

    Profunda reflexin en un momento en el que los referentes reales se difuminan en un entorno virtualizado. Pienso en la insistencia sobre la creacin del ser humano, que tanto busca crear entornos de ficcin irreales (tanta imagen 3D) como esforzarse en crear vida a travs de la ciencia. La imagen simblica a travs del arte, supongo que es la que ana ambas formas.
    Gracias Adrin por la recomendacin. Le echaremos un vistazo a ese certamen de vida artificial

    Antonio | 24/09/2010, 11:47
Aadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS